• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Michael Jackson vuelve a sonar de la mano de su disco Xscape

Michael Jackson / AP

Michael Jackson / AP

Hoy se publica mundialmente el álbum que incluye varias piezas inéditas compuestas por el Rey del Pop entre principios de los años 80 y fines de los 90, y vuelve a impulsarlo a cinco años de su fallecimiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En dos de cada tres radios, en restaurantes de comida rápida al mediodía y en pubs de noche, por estos días en Estados Unidos está sonando una y otra vez Love Never Felt So Good, el primer corte de difusión del nuevo disco del Rey del Pop, que se vuelve a poner la corona (en realidad nunca llegó nadie que pudiera arrebatársela) a casi cinco años de su desaparición física.

En la calle se respira un aire ochentoso pero renovado y el oriundo de Indiana (29 de agosto de 1958 - 25 de junio de 2009) se apodera del pop una vez más. Y el mérito es doble ya no solo porque se trata de un disco de descartes (el segundo póstumo luego de Michael, 2009) que promete reventar las listas sino también porque cae en tiempos donde proliferan muchos de sus herederos.

Sin ir más lejos, Love Never... le borra la sonrisa al Happy de Pharrell Williams, que venía con semanas de dominio absoluto.

Xscape incluye ocho canciones, Love Never Felt So Good, Chicago, Lovin` You, A Place With No Name, Slave To The Rhythm, Do You Know Where You Children Are, Blue Gangsta y el que da título a la placa.

La edición estándar está compuesta por los temas remasterizados bajo un corte contemporáneo y con ciertos retoques de sonido, mientras que una segunda edición de lujo los ofrece en bruto, tal como fueron las maquetas originales dejadas por el artista. Por iTunes también hay videos.

El álbum viene precedido por la eterna discusión de si vale o no la pena difundir trabajos descartados originalmente por el artista, en este caso, además, abonada por las declaraciones de algunos allegados que afirmaron que Jackson nunca hubiera dado el visto bueno a que material "desechado" viera luz. Esto mismo se dio con Michael, el anterior disco póstumo. Claro que, según coinciden la mayoría de los críticos (y la respuesta de la gente así lo confirma), Xscape supera claramente aquel material e, incluso, lo demostrado por el Rey del Pop en sus últimos trabajos en vida, tales como Invincible, editado en 2009.

El resultado fue debidamente seleccionado por la familia Jackson en compañía de L.A. Reid, presidente de Epic Records. Que sean tan solo ocho temas da cuenta del cuidado que acompaña a la edición: los temas, que van desde 1983 a 1999 buscan rescatar la mejor versión del autor de hits como Billy Jean o Smooth criminal.

"La música y el arte moderno serían completamente diferentes sin las revolucionarias aportaciones que regaló al mundo," comentó Reid presentando la placa. "Michael ha dejado algunas interpretaciones musicales que nos enorgullece presentar al mundo a través de la visión de productores musicales con quienes él ha trabajado directamente o con quienes hubiera deseado trabajar", asegura a continuación.
Equipo.

Para lograr lo máximo, se reunió un equipo de primera, con talentos como los de Rodney "Darkchild" Jerkins (quien le había producido You rock my world), el equipo noruego Stargate (muy influidos por el propio Jackson) y John McClain (productor ejecutivo del patrimonio del artista y productor del tercer trabajo de su hermana menor, Janet).

Todos se pusieron, a la vez, bajo las órdenes de uno de los productores de mayor factura en los últimos tiempos de la industria musical norteamericana: Timothy Zachery Mosley "Timbaland", artífice de FutureSex/LoveSounds (2006), de Justin Timberlake, el disco y el artista que, a juicio de muchos expertos, más próximos se hallan del trono vacante.

Y precisamente el propio Timberlake une su voz a la de Jackson en una versión del sencillo Love never felt so good que pone el broche de oro a la versión deleuxe de la placa y une a dos grandes referentes del pop de todos los tiempos y a varias generaciones.

El tema fue escrito por Jackson y Paul Anka (autor de My Way, popularizada en la voz de Frank Sinatra) y abre la edición estándar con aquel toque encantador de The girl is mine, pero enfundado en un funk juguetón e inofensivo, justo ahora que este estilo vive buenos tiempos tras el éxito de Get Lucky de Daft Punk.

El libro que acompaña al nuevo trabajo de Jackson lo define como un artista que en cada canción buscaba "inspirar a la próxima generación". Y vaya si lo ha logrado; Timberlake, Pharrell y Lady Gaga son solo algunos de los efectos que su legado continúa dejando por ahí.

Para el final, como un cierre líricamente ideal, el track que le pone título al trabajo, con instrumentación cargada y toques de funk, se despide con unos versos proféticos: "En donde estoy, este problemático mundo no me molesta más".