• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Matrimonio de fisicoculturistas veganos desafía a los carnívoros

Matrimonio de fisicoculturistas veganos desafía a los carnívoros

Matrimonio de fisicoculturistas veganos desafía a los carnívoros

Sus cuerpos e historias demuestran que para tener un buen físico no se necesitan proteínas animales ni suplementos alimenticios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Derek Tresize y Marcela Torres son dos norteamericanos bien especiales. Solo comen vegetales, semillas, frutas, leguminosas y tienen un físico envidiable. Son, aunque cueste creerlo, fisicoculturistas vegetarianos.

Él desde muy joven se dedicó a las artes marciales, surf y kayak, pero fue en su época de adolescente cuando comenzó su idilio con las pesas y el gimnasio. Más tarde unió su licenciatura en biología con su propia vida y el 2007, tras la lectura de estudios científicos sobre los perjuicios que causan en el cuerpo el consumo de productos de origen animal, decidió volverse vegetariano.

Ella, es guía de fitness, bailarina profesional, con estudios en matemática y física en Virginia Commonwealth University, y desde hace 10 años optó por el vegetarianismo Juntos, fundaron la empresa “Vegan Muscle & Fitness”.

Su historia comenzó hace años. Ambos son unos apasionados por el fitness y el fisicoculturismo, pero en su rol de entrenadores personales quisieron difundir, con su propio ejemplo, los beneficios que otorga una dieta basada en plantas.

“Desde muy joven hice todo lo posible por ser grande, musculoso y poderoso, comía un montón de carnes rojas, pero cuando estudié sus efectos a largo plazo en la salud, en enfermedades cardiacas y cáncer, me vi obligado a cambiar mi dieta”, comentó Derek Tresize en una entrevista publicada en la revista Vegan Life Style Magazin.

Cuenta que estaba muerto de susto, pensando en cómo enfrentar la reacción de sus amigos y familiares; porque perdería masa muscular y bajaría su rendimiento deportivo y también porque dudaba si una dieta vegetariana cumpliría con todas sus necesidades nutricionales.

Sin embargo, la mayor complicación al principio fue explicar a su entorno social el por qué de su nueva dieta, pero con el tiempo ser vegetariano, padre, biólogo, entrenador y fisicoculturista son parte de lo que es hoy.

“He aprendido que la mejor forma de transmitir un mensaje a los demás es predicar con el ejemplo positivo, además mi miedo a perder músculos lo pude trabajar con la información que encontré en el sitio veganbodybuilding.com y descubrí que lo que iba a perder no eran músculos, sino grasa”, explicó.

Es que, según Tresize, antes de hacer sus cambios y con todo el deporte que hacía, su metabolismo era rápido, pero el porcentaje de su grasa corporal se había estancado por años en un 12%, pero cuando transformó su forma de comer, la redujo a un 7% en un mes. Se volvió mas delgado, pero con más energía, fuerza y mucho más musculoso que antes.

¿Qué comen?

Derek Tresize y Marcela Torres tienen una nutrición basada en vegetales y granos enteros, como porotos, nueces, semillas y verduras de color verde. También incluyen proteínas vegetales de calidad, como arroz integral. Comen 5 a 6 veces por día para obtener las calorías suficientes que le permitan desarrollar todas sus actividades, que no son pocas.

En general consumen entre 4 y 6 mil calorías por día. El desayuno consiste en un batido con harina de avena, fruta, y algún sándwich. Las comidas posteriores las realizan con arroz integral, quinoa, porotos, verduras de todas las formas y tamaños, frutos secos y semillas.

“Mi esposa y yo tenemos planes y recetas de comidas que figuran en nuestro blog para que cada uno las pueda experimentar”, dijo el fisicoculturista. Además, como todos los culturistas entrena 5 días a la semana y trabaja cada grupo muscular una o dos veces por semana en un solo día.

Los otros 2 días realiza ejercicios de cardio como correr o nadar, y tiene tiempo también para recuperarse. Si está entrenado para algún concurso añade 1 ó 2 sesiones de cardio todos los días para quemar la grasa corporal extra y también reduce las calorías y porcentajes de grasas que consume diariamente.

Proteínas, ¿vegetales o animales?

Para la nutricionista deportiva, Isidora Selman de 110 Sport & Health Center debemos entender primero que la nutrición es un proceso biológico necesario para el funcionamiento, mantenimiento y el crecimiento de las funciones vitales de un organismo.

Ahora, ¿por qué es importante consumir proteínas? La nutricionista explica que éstas, al ser grandes moléculas orgánicas compuestas por cientos o miles de unidades de aminoácidos, generan nuevas proteínas que son necesarias para el crecimiento y la restauración de diferentes tejidos del cuerpo.

“Alguna de estas proteínas son enzimas que estimulan las reacciones químicas necesarias para la producción de energía para la contracción muscular, entre otras funciones”, detalla.

Ahora, una persona necesita consumir aminoácidos esenciales y no esenciales en cada comida, pero será importante lograr un equilibrio de ellos durante todo el día.

Por tanto, comenta Selman, al momento de decidir qué comer, tendríamos que tener en cuenta la “biodisponibilidad”, es decir la proporción de un nutriente que nuestro organismo absorbe de los alimentos y que utiliza para las funciones corporales, y su “digestibilidad”, que es la forma de medir el aprovechamiento de un alimento, o la facilidad con que es convertido en el aparato digestivo en sustancias útiles para la nutrición.

“El porcentaje de digestión y absorción de las proteínas es 90% para la proteína animal y 60-70% para proteína vegetal, pero esta digestibilidad es limitada por diferentes razones en la producción y tratamiento que tenga el producto”, afirma.

En ese sentido, la nutricionista enseña que las proteínas con mayor valor biológico son la que contiene la leche, huevos y carnes, ya que casi todas las proteínas de origen animal tienen una digestibilidad cercana al 100%.

“Mientras que las vegetales son de 85% y es aquí cuando uno se pregunta ¿cuánto es lo que debo consumir de proteínas vegetales para poder lograr los objetivos de aumentar masa muscular?”, cuestiona.

Lo mejor que se puede hacer es lo que se llama un complementación proteica de 2 alimentos con proteína de baja calidad con aminoácidos esenciales dando una proteína de más calidad. El mejor ejemplo es la unión de legumbres como lentejas, garbanzos, porotos con harinas como fideos, arroz.

Por tanto, afirma Isidora Selman que las legumbres o en general las proteínas vegetales pueden ser una opción de aporte proteico importante cuando las complementamos y pueden ser muy útiles que las incorporemos después del ejercicio.

“Así como también lo puede ser una presa de pollo, carne o si se requiere un suplemento proteico, lo importante es cuantificar cuánto y cuándo es lo que debemos comer. Sin embargo, para todos es un requerimiento individual y va a depender de la intensidad, frecuencia y duración del ejercicio”, advierte.

En síntesis, lo más adecuado será valorizar el estado nutricional e identificar cuáles son las necesidades nutricionales que se requieren “sin olvidarse de lo sabroso y delicioso que es alimentarse”, aconseja la especialista.