• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Marido de enfermera contagiada con ébola asegura que ella siguió todos los protocolos

La enfermera se encuentra estable

La enfermera se encuentra estable

En conversación con el diario español El Mundo, el hombre identificado como "Javier L.R." explicó que su señora "evoluciona favorablemente"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El marido de la enfermera española contagiada con ébola sacó el habla y defendió a su mujer ante las sospechas de que pudo haberse enfermado al no seguir los protocolos de cuidado mientras atendía a un sacerdote que contrajo el virus.

El hombre, identificado como Javier L.R., conversó vía teléfonica con diario El Mundo desde el Hospital Carlos III de Madrid, donde se encuentra internado y aislado al ser sospechoso de estar enfermo con ébola al igual que Teresa R.R., quien se convirtió en el primer caso de contagio del virus fuera de tierras africanas.

En la entrevista, Javier aseguró que Teresa "ha estado trabajando normalmente, ha seguido todos sus protocolos normales", por lo que no se explica cómo contrajo la enfermedad. "Ella hizo todo lo que le dijeron", agregó.

Sobre el estado de salud de la enfermera, el hombre indicó que "la cosa evoluciona favorablemente" porque "le están poniendo plaquetas de una persona que se curó".

Sobre los hechos, Javier explicó que todo comenzó el martes 30 de septiembre, cuando Teresa registró fiebre, "pero nunca alta".  "De hecho nos íbamos a ir de vacaciones porque estuvo haciendo el examen para la plaza fija, lleva 15 años trabajando aquí (en el hospital Carlos III) y no nos pudimos ir por un accidente que tuve yo, y ella dijo: 'Pues bueno, me voy yo a pasar unos días con mi madre'. Pero luego empezó con la fiebre", agregó al medio español.

Actualmente tanto Javier como Teresa se encuentran aislados en el recinto asistencial, al igual que dos personas más, recibiendo los cuidados correspondientes.
Pero un tema que también preocupa en demasía a este hombre es el estado de su perro, al cual dejaron solo en su hogar y la Comunidad de Madrid quiere sacrificar por las posibilidades de contagio del ébola.

"Nos ofrecieron llevarlo a una clínica, para que estuviera bien atendido y en observación, para hacerle analíticas y seguir el protocolo, pero en principio no hay contagio de personas a animales ni de animales a personas", sin embargo, "ahora me llama este Zarco (Julio Zarco, director general de Atención al Paciente de laComunidad de Madrid) y me dice que hay que sacrificar el perro sí o sí, que si le doy mi autorización. Y le he dicho: 'Mi autorización no la tienes'", sostuvo.

Tras la negativa, el hombre aseguró que desde la Comunidad de Madrid lo amenazaron con pedir una orden judicial para entrar a la casa y sacrificar a la mascota.
"Entonces qué hacemos, ¿que a mí me sacrifiquen también? Como no saben si lo tengo o no (el ébola), que me sacrifiquen a mí también, ¿no?", sentenció.