• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Luego de 80 años, habló el niño que Hitler usó como propaganda

Para la sesión fotográfica, los padres de Gerhard le pusieron uno de sus mejores trajes que tenía, pues, según ellos, “era un día muy especial” / Foto: Daily Mail

Para la sesión fotográfica, los padres de Gerhard le pusieron uno de sus mejores trajes que tenía, pues, según ellos, “era un día muy especial” / Foto: Daily Mail

Gerhard Bartels rompió su silencio y cuenta por qué fue retratado junto al líder nazi. "Él era un gánster", dijo 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con tez blanca y grandes ojos azules, Gerhard Bartels, de 83 años de edad, representaba el niño perfecto para las propagandas publicitarias de nazis. Hoy, 80 años después de aquel retrato, habla por primera vez en su vida sobre la experiencia que tuvo junto a Adolfo Hitler.

"No me gustaban esos encuentros, yo lo que quería era jugar con mis amigos. Tenía solo cuatro años, pero ya era consciente de que me manipulaban", asegura Gerhard al diario británico Daily Mail.

El entonces pequeño Bartels fue invitado a participar en las sesiones fotográficas porque su tío, Isidor Weiss, era amigo de Hitler desde la Primera Guerra Mundial.

"Estaba contento de que me saquen una fotografía, porque pensaba que tendría una porción más grande de torta de manzana. El fotógrafo, Heinrich Hoffmann tomó todas las fotos, pero ochenta años después todavía estoy esperando la torta", ironizó.

Para la sesión fotográfica, los padres de Gerhard le pusieron uno de sus mejores trajes que tenía, pues, según ellos, “era un día muy especial”.

“Hitler era un gánster. Los nazis me usaron con fines de propaganda. Se me usó para mostrar el amor de Hitler por los niños. Pero todos los dictadores hicieron lo mismo, desde Mussolini a Stalin”, dijo durante la entrevista.

Recuerda,  además,  que tuvo que saludar a Hitler con el saludo tradicional de esa época: "Heil Mein Fuhrer". "Incluso a esa corta edad, en lo profundo, sabía que estaba siendo manipulado", aseguró.