• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

"Lucho" quedó contento, pero no pudo festejar

Luis Suárez | AFP

Luis Suárez | AFP

El fallecimiento de su abuelo en Salto le impidió al "Pistolero" celebrar la buena noticia de que podrá comenzar a entrenar con sus compañeros en Barcelona. Tenía esperanzas de que le bajaran la pena, pero esperaba una decisión como la que tomó el TAS

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Este jueves para Luis Suárez fue un día de sensaciones encontradas. Por un lado tomó con alegría la decisión del TAS de dejarlo entrenar con Barcelona y que pueda disputar partidos amistosos, pero por otro sufrió la tristeza de no poder celebrarlo por el fallecimiento de su abuelo.

Según contaron a Ovación allegados al jugador, éste se enteró muy temprano de la mala noticia y enseguida se puso en contacto con su familia en Uruguay. En ese contexto aguardó la decisión del TAS.

En sus fueros íntimos, Suárez se esperaba una determinación de este tipo, es decir, que le permitieran entrenar pero que le mantuvieran la sanción en la Selección. Sin embargo, tenía la esperanza de que le redujeran a dos meses la suspensión, lo cual le permitiría estar disponible para la segunda fecha de la liga española.

Ponerse a entrenar con sus compañeros era su principal meta en estos momentos y por eso la determinación del TAS le produjo alegría y tranquilidad, pero no lo pudo disfrutar.