• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Líder del grupo Creed toca fondo: "No tengo plata ni para comida”

El músico dijo que sus problemas financieros fueron provocados por Impuestos Internos, no por su adicción a las drogas/ Foto: Captura

El músico dijo que sus problemas financieros fueron provocados por Impuestos Internos, no por su adicción a las drogas/ Foto: Captura

El cantante Scott Stapp se declaró en la ruina, debió dejar su casa y no puede cubrir sus necesidades básicas. Confesó todo a sus fans en un video publicado en Facebook

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Fue líder de una de las bandas más exitosas de los noventa y ganó más de diez millones de dólares anuales en su periodo de mayor popularidad, pero hoy Scott Stapp no atraviesa un buen momento.

El cantante de Creed contó, a través de un video publicado en Facebook, que está en la ruina y que no tiene dinero para satisfacer sus necesidades básicas.

"Estoy quebrado...no tengo plata para bencina ni para comida", admite el estadounidense en la grabación de 15 minutos que publicó anoche en la red social. Stapp explica que su compañía y sus finanzas personales fueron sometidas a una auditoría, y que en el proceso le robaron gran parte de sus ahorros y, además, "se congelaron de repente todas mis cuentas corrientes... Un montón de cosas fueron encubiertas...y me robaron mucho dinero", dice.

"Aún no entiendo lo que pasó". Cabe destacar que la institución a cargo de las auditorías en Estados Unidos, el Servicio de Impuestos Internos, tiene la capacidad de congelar cuentas corrientes en caso de irregularidades en una investigación, pero eso nunca se lleva a cabo sin avisar con al menos dos días de anticipación al titular.

En el mismo video subraya que su precaria situación económica no fue provocada por problemas con las drogas, negando así unas declaraciones emitidas por su ex esposa, Jaclyn Stapp, quien dijo en su demanda de divorcio que el cantante estaba consumiendo anfetaminas, cristal y esteroides.

"Han dicho un montón de cosas falsas en las últimas semanas. Primero, dijeron que estaba muerto, luego aparecí y supieron que no era así. Luego hubo rumores de que estaba tomando, drogándome, que sufrí una recaída, que estaba en rehabilitación. Eso también es mentira.

Estoy tan sobrio como se puede estar", añade. Stapp y sus compañeros de Creed vendieron más de 50 millones de discos durante los años noventa y comienzos del nuevo milenio, gracias a hits como "Higher", "My Saqcriface" y "Arms Wide Open". El grupo se fue a pique tras tomar un receso en 2003. Se reecontraron seis años más tarde, pero no lograron retomar su carrera con éxito.

En el estancamiento de la banda influyó la adicción de Stapp a drogas, por lo que una recaída no sería sorprendente en la vida del cantante. Es por eso que él enfatizó que no está consumiendo. "Gracias por dedicar tiempo para ver esto. Si están preocupados por mi, sepan que estoy sobrio y seguro en una habitación de hotel.

No crean mentiras. La verdad prevalecerá y saldrá a la luz", dijo para cerrar la grabación.