• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Liberaron a los padres de Ashya King: pudieron verlo pero perdieron la custodia

Ashya tiene un tumor cerebral. Foto: Facebook

Ashya tiene un tumor cerebral. Foto: Facebook

Brett y Naghmeh King fueron liberados anoche después de cuatro días en prisión, acusados por poner en riesgo la vida de su hijo de 5 años al sacarlo sin permiso de un hospital británico y llevarlo a España; el nene está bajo tutela judicial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Horas después de ser liberados, los padres del niño británico Ashya King, que sacaron al nene de cinco años del hospital de Inglaterra donde estaba siendo tratado por un tumor cerebral y lo llevaron a España, pudieron reencontrarse con su hijo en un hospital de Málaga después de cuatro días. Sin embargo, la novedad tuvo un sabor agridulce: el menor está bajo custodia judicial, señalaron medios británicos.

El diario The Guardian informó que el Hospital Materno Infantil de Málaga, donde ahora está internado el menor en estado estable, confirmó que Brett y Naghmeh King pudieron ver a su hijo, después de que la pareja denunciara a la entrada del centro médico que los volverían a llevar presos si tenían contacto con su hijo.

"He venido a verlo, pero no me dejan verlo. El Consejo de Portsmouth lo puso bajo tutela judicial. Si lo veo, entonces van a arrestarme", había anticipado Brett, de 51 años, ante los periodistas que lo esperaban al frente del hospital.

Según The Guardian, finalmente pudo concretarse el encuentro del matrimonio con su hijo, después de que ambos defendieron ante los medios que se lo llevaron sin permiso médico del hospital británico por amor hacia él y para evitar que quedara como un "vegetal".

Un juzgado de Portsmouth, en Gran Bretaña, comunicó hoy al gobierno regional de Andalucía que tiene la tutela de Ashya King, según informó la consejera andaluza de Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio.

"Si hay una disputa entre los padres y las autoridades médicas sobre el correcto curso del tratamiento, la corte va a tomar la decisión, probablemente en la audiencia del lunes. Si las partes están de acuerdo, la corte lo va a apoyar, y el juez de la corte indicó que él va a estar disponible todo el tiempo para dar su apoyo si se llega a un acuerdo antes del lunes así el tratamiento puede comenzar sin mayor retraso", explicó The Guardian.

Vegetal


Los padres de Ashya King explicaron por qué sacaron a su hijo sin permiso del hospital. Foto: AP 


Brett y Naghemeh King salieron anoche de la prisión madrileña de Soto del Real donde estaban desde el sábado pasado, después de que su caso despertara un importante debate dentro de Inglaterra, donde la gente pedía por el reencuentro del matrimonio con su hijo menor. Al salir, aseguraron que en el hospital británico donde estaba internado, habrían convertido a Ashya en un "vegetal".

"He venido aquí, a España, para vender mi casa para pagar el tratamiento privado para mi hijo", relató Brett King, junto a su esposa Naghemeh, de 45 años, en una conferencia de prensa desde el despacho de su abogado, en Sevilla.

En su opinión, el tratamiento de radioterapia previsto en el hospital de Southampton, en el sur de Inglaterra, habría sido muy agresivo para el niño y lo habría convertido en un "vegetal".

Brett King insistió en que él le había advertido al hospital que se llevaría a su hijo para realizar un tratamiento alternativo, en una fuerte crítica al centro de salud, al que ya amenazó con iniciarle una querella por calumnias.

"La policía no sabía esto y nos persiguió, nos arrestó y nos dijo que éramos unos criminales" cuando "sólo tenemos el interés de nuestro hijo y su bienestar" en mente, lamentó.

La idea del matrimonio Brett era vender su casa en España para costear con eso un tratamiento con protones, menos dañinos para las partes sanas que rodean el tumor, en República Checa.

"La razón por la que escogimos Praga es que parecía ser la mejor solución en Europa y menos cara que ir a América", explicó Daniel King, uno de los hermanos de Ashya, a la cadena de televisión británica BBC.

CONMOCIÓN

Desde el jueves, el periplo de esta familia tiene en vilo al Reino Unido, donde la prensa había descrito a los padres, Testigos de Jehová, como "secuestradores".

Sin embargo, el rechazo inicial se convirtió en una simpatía generalizada entre la opinión pública cuando se presentaron, en dos videos difundidos por uno de sus hijos, como dos padres desesperados intentando salvar a su hijo.

Mientras, las críticas a la labor policial arreciaban en Reino Unido, los responsables políticos reclamaban un trato más justo para los padres, incluido el primer ministro David Cameron, quien ayer pidió que "el niño reciba los cuidados y el amor de su familia".

Ante este reclamo, la justicia británica, concluyendo que las sospechas de "negligencia" no estaban fundadas, decidió levantar la orden de arresto lanzada contra los padres la semana pasada cuando abandonaron el centro clínico.

Operado recientemente, Ashya necesita una sonda gástrica para alimentarse, solo puede desplazarse con silla de ruedas y es incapaz de comunicarse. Su familia dijo que había comprado todos los dispositivos necesarios para que la vida del pequeño no corriera peligro.