• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Keith Richards reveló increíble anécdota ocurrida en Cuzco

El legendario guitarrista de los Rolling Stones se confiesa en «Under the Influence», el documental que Netflix acaba de estrenar | Foto Cortesía El Tiempo

El legendario guitarrista de los Rolling Stones, Keith Richards | Foto Cortesía El Tiempo

Los Stones confirmaron su próxima presentación en Lima, Perú

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En 1969, a puertas del lanzamiento del "Let It Bleed", Keith Richards llegó al Perú en compañía de su entonces novia, la modelo alemana Anita Pallenberg, y Mick Jagger. La visita de los dos integrantes de los Rolling Stones generó gran revuelo en aquella época, pero, como pocos pudieron seguirles el ritmo, no mucho se supo de cómo la pasaron en el Perú.

En el 2010, el misterio se acabó con la publicación de "Life", el libro de memorias de Keith Richards. En él, el guitarrista recordó algunas anécdotas hasta ese entonces desconocidas de su estancia en Lima y Cuzco. Una de las más interesantes se produjo, precisamente, en este segundo lugar.

Según el relato de Keith Richards, durante los días que estuvieron en el Cuzco, se movieron en un automóvil por todos los recovecos de la ciudad.

Aunque la aventura le resultó agradable a los Rolling Stones, la tensión llegaría cuando se dieron cuenta de que ni sabían cómo regresar a la ciudad ni había un hotel cerca para pasar la noche.

Un bar que encontraron en el camino resultó su salvación. Allí comieron e intentaron pedir hospedaje con el poco español que sabían. Como esto no resultó, Keith, que llevaba su guitarra consigo, ofreció un recital de canciones españolas junto a Mick para convencer al dueño del lugar de que los deje quedarse.

"No debimos de hacerlo del todo mal: les ofrecimos un poco de 'Malagueña' y otras canciones vagamente españolas que Gus (Dupree) me había enseñado. Lo cierto es que al final el dueño del bar nos dejó quedarnos en un par de habitaciones que tenía arriba.

Es la única vez que Mick y yo hemos cantado a cambio de una cama", contó Keith sobre esta experiencia.