• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Keanu Reeves y su crisis de los 40: " Me dio por pensar mucho en la muerte"

Actor Keanu Reeves / AFP

Actor Keanu Reeves / AFP

El actor confiesa que atravesó una compleja crisis tras cumplir los cuarenta años. Recientemente pasó la barrera de los 50, pero ahora no tiene problemas con el paso del tiempo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:


Hace poco más de un mes el actor Keanu Reeves cumplió cincuenta años, número que para él no tiene mayor relevancia. "Cumplir los 50 no significó un gran cambio", asegura este canadiense que sí atravesó un periodo de depresión cuando llegó a los 40.

"No tengo una crisis de la mediana edad. Simplemente estoy feliz de estar aquí. Lo celebré con amigos y en familia, con una botella de vino. Los 40 fueron más difíciles. De hecho, fueron terribles. Me dio por pensar mucho en la muerte. Ahora, disfruto con el aquí y el ahora", dice el protagonista de la trilogía "Matrix" de los hermanos Lana y Andy Wachoski.

Reeves— quien estrenará en Estados Unidos una nueva película de acción, "John Wick"—, asegura que en sus planes a futuro le gustaría incluir un nuevo proyecto con los hermanos Wachowski.

"No he hablado con los Wachowski acerca de volver a trabajar juntos, pero probablemente debería hacerlo", cuenta el actor. "Son cineastas visionarios y hacen películas increíbles, así que me encantaría reunirnos", agrega.

"No hay día que pase sin que alguien me recuerde las películas de "Matrix". Para mí es una alegría encontrarme constantemente con personas por todo el mundo a las que esas películas les influyeron de forma positiva. Fue un honor formar parte de ellas; fueron de las mejores experiencias de mi vida. Son obras maravillosas", añadió.

La franquicia recaudó más de 1.500 millones de dólares y catapultó a Reeves como estrella del género de acción.

Ahora, tras los decepcionantes resultados en taquilla de "47 Ronin" y "Man of Tai Chi" -su debut como director-, no deja la acción de lado y apuesta con "John Wick", una cinta con una premisa argumental mínima que, a cambio, propone una inmersión en el mundo del hampa.

"Me encantan los diálogos, el humor, la determinación y el dolor del protagonista", afirmó Reeves, cuyo personaje sufre la pérdida de su esposa por una larga enfermedad y, después, la del perro que le había dejado esta en sus últimos días de vida.

La muerte del animal a manos de una banda de mafiosos rusos provoca que el protagonista, un asesino a sueldo retirado, busque venganza.