• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Joven murió días antes de celebrar la boda de sus sueños

Brittney y Jared Brewer tuvieron una celebración íntima el 14 de febrero, en la clínica donde la atendían / Facebook Janessa Brewer

Brittney y Jared Brewer tuvieron una celebración íntima el 14 de febrero, en la clínica donde la atendían / Facebook Janessa Brewer

Brittney Brewer de Portland sufría de cáncer cervical

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Brittney y Jared Brewer aprendieron de la manera más dura que en la vida no hay tiempo que perder.

Los jóvenes se conocieron siendo empleados del Departamento de Corrección de Portland, y comenzaron a salir en abril de 2012.

Pero la felicidad duró hasta hace 10 meses cuando a Brittney le diagnosticaron cáncer cervical.

Con positivismo la joven de ojos verdes se enfrentó a la enfermedad. Pero su tipo de cáncer era muy agresivo y cada vez amenazaba más su vida.

Por eso la pareja decidió casarse. Brittney soñaba con una gran boda.

“El cáncer nos abrió los ojos para ver lo corta que puede ser la vida y que no debemos perder ni un momento de ella. Y así decidimos hacerlo”, escribió en su blog.

Debido a que su salud se seguía deteriorando, los novios decidieron celebrar una ceremonia íntima en la capilla del Maine Medical Center, donde era atendida, el 14 de febrero.

La fecha para la gran boda estaba pautada para el 27 de febrero. La pareja había invitado a 180 personas.

“Ella quería tener una gran fiesta para celebrar la vida y ver a todos, probablemente por última vez, desafortunadamente”, dijo Jared en entrevista con la revista People.

Pero días antes de la celebración Brittney murió.

Su cuñada, Janessa Brewer, le rindió honor en su cuenta de Facebook.

“Desafortunadamente no todos ganan su batalla contra el cáncer… Brittney lo enfrentó con todas sus fuerzas pero su enfermedad era agresiva y rara. Los doctores fueron excepcionales a la hora de atacarlo… Ellos hicieron todo lo posible para intentar detener el progreso de la enfermedad. Pero Dios quiso que estuviera de la peor forma. La enfermedad superó su cuerpo hasta la fatalidad. 10 meses es lo que el cáncer le permitió tener. Estos 10 meses tuvo altas y bajas, pero Brittney nunca dejó que viéramos su dolor. Siempre era la persona más animada y positiva. Brittney no ganó su batalla contra el cáncer, pero siempre vivirá en nuestros corazones”, dice el mensaje.