• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Joven envía insólita carta a universidad que rechazó su admisión

O'Dell envió la carta por mail a los encargados de admisión de la casa de estudios / Facebook

O'Dell envió la carta por mail a los encargados de admisión de la casa de estudios / Facebook

La casa de estudio contestó su carta y explicó que su decisión no fue un juicio hacia ella como estudiante o persona, sino que el reflejo del limitado espacio que tiene y de la diversidad de talentos que se postulan

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Siobhan O'Dell no quedó para nada satisfecha con la carta que recibió de la Universidad de Duke, donde aspiraba estudiar tras terminar el colegio. En la misiva, la casa de estudios le informaba que rechazaba su solicitud de admisión, por lo que la joven de 17 años decidió no quedarse con los brazos cruzados y responder lo siguiente:

"Gracias por su carta de rechazo del 26 de marzo de 2015. Después de una cuidadosa consideración, lamento informarles que no puedo aceptar su negativa de admitirme como estudiante de primer año en el otoño de 2015".

La joven continúa ironizando con que este año ha sido "lo suficientemente afortunada" como para recibir cartas de rechazo de las mejores y más brillantes universidades del país, y agrega:

"A pesar del éxito excepcional de Duke en el rechazo de anteriores candidatos, simplemente no cumplió con mis expectativas. Por lo tanto, asistiré a la clase de primer año de 2015 en la Universidad de Duke. Espero verlos entonces".

O'Dell envió la carta por mail a los encargados de admisión de la casa de estudios, pero también la compartió en su cuenta de Tumblr, gracias a lo cual se volvió viral, obteniendo casi 100 mil "me gusta" y siendo varias veces republicada.

Lo más inesperado de todo es que la Universidad de Duke contestó la carta de Siobhan, agradeciéndosela y manifestándole su comprensión por la decepción que le generó el hecho de que la casa de estudios no pudiera ofrecerle un cupo.

Asimismo, la universidad le explica que su decisión no fue un juicio hacia ella como estudiante o persona, sino que el reflejo del limitado espacio que tiene y de la diversidad de talentos que se postulan.

También le señala que ella puede pedir una reconsideración de la decisión adoptada por la casa de estudios, aunque no le da muchas esperanzas. "Quiero ser honesto con usted y hacerle saber que es muy raro que aprendamos algo que nos lleve a cambiar nuestra decisión. En los últimos diez años hemos recibido alrededor de 500 solicitudes de revisión y reconsideración de nuestra decisión, y la hemos cambiado cuatro veces", dice la misiva.

Hasta allí quedó el intercambio de cartas entre la Universidad de Duke y Siobhan, quien finalmente fue admitida en la Universidad de Carolina del Sur. Eso sí, su insólita misiva ha sido tan popular que varias personas le han pedido su autorización para usarla.