• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Jennifer Lawrence involucrada en nuevo escándalo por filtración

Jennifer Lawrence en una escena de Escándalo Americano / AP

Jennifer Lawrence en una escena de Escándalo Americano / AP

Ciberataque a Sony Pictures dejó al descubierto correos electrónicos que afectan a la actriz y otras figuras de Escándalo americano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Jennifer Lawrence volvió a ser víctima de los hackers, aunque esta vez, de manera indirecta. Y es que, después del ciberataque a Sony Pictures, una serie de correos electrónicos que involucran a la actriz de Los juegos del hambre y a otras figuras de Escándalo americano, película por la que ganó el Oscar, fueron revelados.

De acuerdo con la versión online de The Independent, los correos en mención dan prueba de una conversación en la que se estipula que, pese a la popularidad de Jennifer Lawrence, esta debía recibir un salario menor al de sus colegas hombres.

Escándalo americano, dirigida por David O. Russell, estuvo protagonizada por cinco actores, cada uno de ellos con roles igualmente importantes: Jennifer Lawrence, Christian Bale, Bradley Cooper, Amy Adams y Jeremy Renner.

En los correos filtrados tras el ciberataque a Sony Pictures, Andrew Gumbert, un ejecutivo de Columbia Pictures, le escribe a Amy Pascal, codirectora de Sony Pictures, en nombre del abogado de Jennifer Lawrence, quien le hace notar la diferencia salarial entre las actrices mujeres protagonistas y los actores.

"Recibí  una llamada de último momento de Steve Warren/ Gretchen para decirme que es injusto que los actores obtengan 9% de las ganancias y que Jennifer solo se quede con un 7% (...) Deben recordar que Jennifer solo tenía 5 puntos y nosotros pusimos 2 más para que llegara a 7, pero creo que Amy y Jennifer están unidas en esto, así que si le subimos a una tenemos que subirle a la otra", escribió el directivo en el correo filtrado.

En anteriores correos filtrados de Sony Pictures, se dejaron al descubierto otras cuestiones polémicas, como expresiones racistas con las que algunos de sus ejecutivos se referían al presidente estadounidense Barack Obama, así como también calificativos peyorativos contra Angelina Jolie, quien fue descrita como "una chica mimada con poco talento" por el productor Scott Rudin.