• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Japón toma medidas contra la discriminación de madres trabajadoras

La tasa de empleo femenino en Japón es una de las más bajas entre los países de la OCDE |Foto: El Mercurio / Chile

La tasa de empleo femenino en Japón es una de las más bajas entre los países de la OCDE |Foto: El Mercurio / Chile

La iniciativa forma parte de Womenomics, la política impulsada por el Primer Ministro nipón, Shinzo Abe, para resolver los desequilibrios del mercado laboral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno nipón aprobó hoy un conjunto de medidas para combatir la discriminación de las madres trabajadores, enmarcadas en su estrategia destinada a impulsar el crecimiento económico a través de una mayor integración laboral de la mujer.

La iniciativa forma parte de Womenomics, la política impulsada por el Primer Ministro nipón, Shinzo Abe, para resolver los desequilibrios del mercado laboral nipón y al mismo tiempo apoyar la natalidad, dos de los principales desafíos que afronta su Gobierno.

El plan incluye incentivos a las empresas que ofrezcan facilidades a las mujeres para compaginar empleo y maternidad, como las jornadas laborales reducidas, así como una mayor protección jurídica para las madres trabajadoras ante despidos improcedentes.

Además, las mayores compañías del país y el gobierno central y los regionales estarán obligados a fijar cuotas de mujeres en sus plantillas y entre sus puestos directivos, según la propuesta legislativa aprobada hoy y recogida por la agencia local Kyodo.

El Gobierno también se ha marcado el objetivo de atraer a más mujeres a los campos académico, médico y científico, y de lograr que aquéllas que sean madres continúen con su carrera profesional.

Para ello, se contemplan medidas concretas como la creación de becas para madres estudiantes, la concesión de bajas de maternidad especiales para investigadoras o la instalación de guarderías en universidades y centros médicos.

El paquete de medidas fue aprobado hoy por el Gabinete del Ejecutivo, y una vez que reciba el visto bueno del Parlamento nipón, entrará en vigor en el próximo ejercicio fiscal.

En Japón, la tasa de empleo femenino se sitúa en torno al 60 por ciento -una de las más bajas entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)-, y siete de cada diez mujeres abandonan definitivamente su empleo tras dar a luz, según datos del Ejecutivo.

Asimismo, la tercera economía mundial cuenta con una baja natalidad -actualmente del 1,4 por ciento- y una de las poblaciones más envejecidas del mundo.