• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Daniel Craig: “James Bond cambió mi mundo”

Daniel Craig ya cumple casi una década haciendo James Bond | Foto EFE

Daniel Craig ya cumple casi una década haciendo James Bond | Foto EFE

Se estrenará Spectre, la nueva aventura del agente 007. El actor habla de este personaje

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“No puedo imaginar hacer otra película de James Bond sin Daniel Craig. Es algo que no voy ni siquiera a pensar”, asegura, con cara de angustia Bárbara Broccoli.

La productora, heredera de la jugosa franquicia cinematográfica del agente 007 que adquirió su padre, Albert R. Broccoli, conversa a través de Skype desde el set de rodaje en los estudios Pinewood en Londres, con un grupo de medios, entre los que se encuentra El Tiempo. Ella está detrás de la más reciente película del espía: Spectre, que llega a los cines del país este jueves.

“Daniel es de los mejores Bond que hemos tenido –agrega el también productor del filme Michael G. Wilson–. Es un actor muy comprometido, cuando dijo que se convertiría en el 007, tenía la certeza de hacerlo. Sin duda, hemos visto cómo ha crecido el personaje en la piel de Daniel”.

Esta es la cuarta película de la franquicia en la cual Craig da vida al agente: Casino Royale, Quantum of Solace, Skyfall y, ahora, Spectre. Sin embargo, y pese a que el británico firmó un contrato en el que se incluye un título más de la saga, comentarios recientes han dejado ver su cansancio con el personaje.

“Preferiría romper este vaso y cortarme las venas (…). Lo único que quiero hacer es pasar página”, respondió Craig, en Time Out London, a la pregunta de si sería Bond de nuevo, en este momento. Y agregó, en la misma entrevista: “Durante al menos un año o dos no quiero pensarlo (…). Si hiciera otra película de Bond, sería solo por el dinero”.

La lluvia de especulaciones respecto al futuro del 007 no se hizo esperar y despertó varias hipótesis respecto a quién lo reemplazaría, nombres entre los que figuran Damian Lewis (Homeland), Jon Hamm (Mad Men) e Idris Elba (The Wire); tampoco demoró el jalón de orejas que debió recibir Craig por abrir de más la boca: al siguiente día, se refería a Bond como el mejor papel de su carrera.

La nueva producción del agente se enfoca en Spectre, una misteriosa organización criminal y terrorista que lidera Franz Oberhauser (Christoph Waltz) y que ya apareciera en algunas de las primeras entregas de la serie. En el camino, el irresistible Bond se cruzará, como siempre, con despampanantes mujeres, interpretadas por Léa Seydoux y Mónica Belucci.

Los retos de Spectre
Ha pasado casi una década desde que Daniel Craig se puso por primera vez el frac de James Bond y pidió un martini “mezclado, no batido”.

Para la producción, el actor ha resultado una joya comparable con Sean Connery, el más emblemático de los intérpretes que dio vida al agente en seis películas (una más fue de las consideradas no oficiales).

Craig les otorgó a las tramas que ha protagonizado una personalidad propia y una perspectiva muy cercana a la realidad. Tanto ha sido su compromiso que, incluso, durante el rodaje de Spectre sufrió una lesión en la rodilla y debió ser operado. “Es una tradición que los filmes de Bond se vean reales, los amantes de la saga lo saben. Así que intentamos rodar las escenas de acción con autos y actores reales y no usando efectos digitales”, acota Craig, quien por fin aparece en el set de las entrevistas en Londres, en medio de un estruendoso aplauso, acompañado del director de Spectre, el ganador del Óscar Sam Mendes (Belleza americana).

“Creo que el gran secreto de esta saga es lograr lo que no se ha visto antes. La clave para tener una estupenda secuencia de acción es que sea el resultado de un buen desarrollo de los personajes y de la historia. Si la trama es buena, la escena también lo será”, agrega Mendes.

Spectre llega a las salas precedida por el éxito de Skyfall (2012), que dejó un villano memorable –en la piel de Javier Bardem–; una dolorosa despedida –la de M (interpretada por Judi Dench)–; dos premios Óscar a la edición de sonido y la mejor canción: “Skyfall”, de Adele, y la etiqueta de ser la película más taquillera de la saga en la historia del Reino Unido.

“Convertirme en James Bond ha sido un privilegio, me ha llevado a los lugares más increíbles, a los que jamás había ido, y me ha permitido conocer y trabajar con gente brillante. Cuando empecé a hacer estas películas, el mundo se abrió para mí. Eso me hace feliz”, dijo Craig en la videoconferencia con la prensa.

Como es habitual en los relatos fílmicos del agente, que fue creado por Ian Fleming para la serie literaria homónima en los años 50, muchos lugares acogen el desarrollo de la acción. En Spectre, Austria, Italia, Marruecos y México fueron los escogidos.

“Sam Mendes logró una visión muy exótica de la celebración del Día de los Muertos en México y todo el equipo de diseño de producción recreó la fiesta de una forma impecable. La pasamos muy bien, contamos con muchos extras y un talentoso equipo local. Creo que dejamos en alto algo que es orgullo de los mexicanos”, cuenta Broccoli.

“Todo fluyó muy fácil –agrega Craig–. Sin la cooperación de tanta gente, la escena no hubiera resultado como se requería”.

La expectativa crece con el paso de las horas y la crítica ya tiene opiniones tibias sobre Spectre. Esta semana se sabrá si la película, cuya inversión se calcula en 330 millones de dólares, supera las cifras astronómicas de Skyfall, cuyo recaudo mundial en taquilla fue de 1.100 millones de dólares.

“Bond es mitología moderna. Él nos ha seguido a lo largo de nuestras vidas y nosotros a él. No hay alguien en esta sala que no haya crecido sabiendo de Bond”, puntualiza Christoph Waltz.

La crítica opina
“La película no está al nivel de la anterior. Deja el sabor a esquema Bond 24 veces visto, tras los créditos lujuriosos con falsete de Sam Smith”.
ABC de España

“El primer acto es grandioso, oscuro y lleno de brillo cinematográfico; pero la hora final es una completa desilusión”.
The Hollywood Reporter

“El Bond de Daniel Craig no es alguien que se mueva cómodamente en la alta sociedad. Falta aquel toque esnob con que (Ian) Fleming dotó a su espía”.
The Telegraph