• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Estado Islámico revela nuevas imágenes de destrucción en Nimrud

Las ruinas de la ciudad, que fue fundada hace unos 2.800 años, son uno de los sitios arqueológicos más famosos de Iraq y estaban en el catálogo de la UNESCO para ser consideradas como patrimonio de la humanidad. / Foto: Captura de video

Las ruinas de la ciudad, que fue fundada hace unos 2.800 años, son uno de los sitios arqueológicos más famosos de Iraq y estaban en el catálogo de la UNESCO para ser consideradas como patrimonio de la humanidad. / Foto: Captura de video

En un video divulgado hoy se ve a los yihadistas romper el arte de las ruinas de la antigua ciudad asiria del norte de Iraq

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Bagdad. El grupo yihadista Estado Islámico difundió este sábado un vídeo que muestra imágenes de sus militantes rompiendo varias obras de arte de las ruinas de la antigua ciudad asiria de Nimrud, antes de volar el conjunto arqueológico ubicado en el norte de Iraq.

El video, que no está fechado, sugiere que los restos situados sobre el rio Tigris, a unos 30 kilómetros al sudeste de Mosul fueron destruidos completamente.

La destrucción del yacimiento había sido reportada a principios de marzo y entonces la UNESCO calificó los hechos como "un crimen de guerra". 

"Siempre que podemos despejar un lugar de cualquier signo de idolatría y difundir el monoteísmo, lo hacemos", afirma en el video un miembro del grupo yihadista.

En las imágenes se ve a los combatientes cargando barriles de pólvora hacia una pared de yeso con bajorrelieves que representan a varias deidades asirias, y después se ve una gran explosión y una nube de polvo.

Los miembros del grupo también aparecen rompiendo los tallados con mazos y con una sierra eléctrica.

Para los yihadistas del Estado Islámico, que declararon en junio un califato tras conquistar vastos territorios entre Iraq y Siria, las estatuas e incluso los mausoleos representan instancias de idolatría que deben ser destruidas.

Las ruinas de la ciudad, que fue fundada hace unos 2.800 años, son uno de los sitios arqueológicos más famosos del país y estaban en el catálogo de la UNESCO para ser consideradas como patrimonio de la humanidad. 

Los vestigios fueron descritos por primera vez en 1820 y en 1988 se descubrieron en el lugar más de 600 piezas de joyería, ornamentos y piedras preciosas en una tumba real, uno de los mayores hallazgos arqueológicos del siglo XX.

Los restos fueron saqueados por exploradores occidentales durante décadas y también resultaron dañados durante la invasión de Iraq en el 2003 por parte de Estados Unidos.

AMENAZAN CON MÁS DESTRUCCIÓN

La destrucción de la ciudad se produjo unos días después de que los yihadistas difundieran un video que mostraba al grupo arrasando con estatuas y frisos de un museo de arte preislámico en Mosul. 

El ataque contra los restos arqueológicos produjo indignación y alarma, y algunos expertos compararon esta pérdida con la demolición de los budas de Bamiyan en el 2001 a manos de los talibanes.

En el video, uno de los miembros del Estado Islámico crítica la reacción de la comunidad internacional. 

La cobertura de los medios muestra a "gente despreciable llorando por unos ídolos rotos" y muestra a los creyentes como si fueran "bárbaros a quienes no les importa la cultura y la civilización".

Tras la información de que el emplazamiento había sido destruido, la UNESCO llamó a una movilización global para salvar de los yihadistas las obras que todavía puedan ser rescatadas, pero varios expertos advirtieron que es poco lo que se puede hacer mientras el grupo siga controlando el territorio donde están los tesoros arqueológicos. 

La representante de la UNESCO viajó a Bagdad a finales de marzo para reforzar las medidas de protección del patrimonio iraquí, incluyendo la utilización de satélites y sensores. 

En el video difundido este sábado, los miembros del Estado Islámico prometen que van a proseguir su campaña para destruir sitios que consideran contrarios a su visión del islam. 

"Lo juro por Dios, vamos a remover todos los signos de idolatría" afirma, y señala que destruirán tumbas chiitas y que romperán crucifijos.

También menciona que atacarán la "casa negra en el corazón de los infieles, Estados Unidos", en referencia a la Casa Blanca.