• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Iron Man se muda de Hollywood al Pentágono

6. "Iron Man 3". Ha recaudado 1215,4 millones de dólares | AP

Iron Man | AP

Las impresoras 3D que en su momento produjeron partes para la armadura roja y dorada que usó el actor Robert Downey Jr. en Iron Man ahora están generando las piezas de un prototipo para el Pentágono

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los diseñadores de Legacy Effects, con varias nominaciones al Oscar a su haber, vistieron a inolvidables guerreros de la pantalla grande como Terminator, RoboCop, Capitán América y Iron Man.

La empresa de efectos especiales ahora trabaja en lo que parece una misión imposible: diseñar un traje al estilo de Iron Man para proteger y propulsar a la tropa de élite de Estados Unidos, con una armadura equipada con un ágil exoesqueleto que les permita a los soldados cargar cientos de kilos de equipos.

Las impresoras 3D que en su momento produjeron partes para la armadura roja y dorada que usó el actor Robert Downey Jr. en Iron Man ahora están generando las piezas de un prototipo para el Pentágono. Funcionarios militares analizaron hace poco tres diseños, el paso inicial de un proyecto del Comando de Operaciones Especiales de EE.UU. para crear una nueva generación de trajes blindados en los próximos cuatro años.

"Intentamos ser revolucionarios", dijo Mike Fieldson, el gerente militar del proyecto conocido como TALOS, siglas en inglés de "Traje liviano de operador de asalto táctico".

Integran el equipo un grupo de bioingenieros, ex soldados, expertos en tecnología y un investigador canadiense que estudia los secretos de los caparazones de los insectos. Las empresas incluyen a fabricantes de utilería, pequeñas firmas de tecnología y titanes de la industria de la defensa como Raytheon Co., Lockheed Martin Corp. y General Dynamics.

El traje podría cambiar la forma en que los militares estadounidenses combaten. Las fuerzas estadounidenses han trabajado durante años para reducir el peso que cargaban por las zonas de guerra en Irak y Afganistán, más de 55 kilos en algunas misiones, incluidas armas, electrónicos y corazas blindadas.

Desarrolladores del traje de Iron Man afirman que este podría pesar más de 180 kilos, lo que requeriría un exoesqueleto accionado para desplazar las tropas blindada con velocidad y agilidad. El problema es que los exoesqueletos actuales no pueden realizar esa tarea.

"Hollywood hizo el traje de Iron Man imposiblemente delgado, imposiblemente liviano, imposiblemente ágil e imposiblemen-te eficiente en el uso de energía", sostuvo Russ Angold, cofundador de Ekso Bionics, una empresa de California que diseña principalmente exoesqueletos para uso médico. "Entones, realmente intentamos resolver el problema y preguntar: ¿cómo luciría Iron Man si fuera real?".

No es la primera vez que el Pentágono intenta diseñar un traje de combate futurista. Los militares estadounidenses han gasta-do decenas de millones de dólares en prototipos que no funcionaron como se esperaba. Por eso algunos congresistas han planteado dudas sobre esta nueva iniciativa, que comenzó hace un año y que hasta el momento ha gastado alrededor de US$10 millones.

"Se entiende la visión a largo plazo pero, por ahora, gran parte sigue estando en el ámbito de la ciencia ficción y el entretenimiento", señala Peter Singer, investigador sénior del proyecto "Futuro de la Guerra" de la Fundación New America. "Hay mucho camino por recorrer, pero las barreras técnicas no son insuperables".

Uno de los principales obstáculos es generar energía. Investigadores del Pentágono estiman que se necesitan 165 kilos de baterías para activar el tipo de traje que tienen en mente los desarrolladores. Los investigadores analizan de colocar un pequeño motor, diseñado para los drones, como sustituto.

El problema llevó a los militares a pedirle al investigador canadiense Alain Bujold que desarrolle una alternativa de exoesqueleto sin baterías. Para ayudar a solucionar el dilema, su equipo estudia a luchadores de sumo, para entender cómo hombres de 270 kilos pueden moverse en forma tan ágil.

Los prototipos están diseñados para tres miembros de las Fuerzas de Operaciones Especiales que participan en las pruebas. Los equipos tomaron imágenes escaneadas de sus cuerpos y desarrollaron maniquíes de los hombres para adaptar los trajes a la medida.

En mayo se realizaron pruebas de los primeros diseños del traje y los resultados demostraron que falta mucho por mejorar. Un soldado tuvo problemas para correr, hacer un clavado en el agua y disparar con el exoesqueleto de metal alrededor de sus piernas. Y eso fue antes de sumarle el sistema de ventilación y otros componentes avanzados.

A medida que avanzó el proyecto, Angold invitó a las personas que hicieron los trajes originales de Iron Man. Si Legacy podía diseñar trajes funcionales para las películas, pensó, quizás podían hacerlo para los militares. "Cuando haces algo para una película es todo de fantasía", dice Lindsay MacGowan, uno de los fundadores de Legacy Effects. Los efectos especiales se ocupan de la tecnología imaginada del traje, como su capacidad de volar. "Pero no será realmente así para los militares".

Es poco probable que los trajes de prototipo luzcan tan bien como los del cine, sostienen los diseñadores. "Este (traje) no va a volar pronto, ni será rojo ni dorado, pero será algo que pasará a la historia", afirma MacGowan