• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

¿Influyen las temporadas del año en el deseo sexual?

La temporada primavera-verano trae consigo más luz y más sol, factores que se asocian con un aumento del apetito sexual en la mujer | Foto: Cortesía

La temporada primavera-verano trae consigo más luz y más sol, factores que se asocian con un aumento del apetito sexual en la mujer | Foto: Cortesía

La sexóloga Lydia Delfin explica cómo el clima sí interviene, de maneras distintas, en los procesos íntimos de la pareja

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Muchos son los mitos sobre cuál es el momento idóneo del año para dar rienda suelta a la sexualidad. Que si frío, que si calor, que si invierno o verano. Pero, ¿qué tanto influyen las temporadas del año en el deseo sexual?

Ante la incógnita, la sexóloga Lydia Delfino explica que aunque el clima no es el único factor importante en la relación sexual, este sí interviene en cierto modo en los procesos íntimos de la pareja.

"En la época de invierno aumenta el deseo sexual, la mayoría de las veces en los hombres. Se dice que el frío ayuda a que uno se quede más en la cama, se quede intimando más con su pareja, que apetezca más las relaciones sexuales", indica la experta.

 Así, según Delfino, la época de invierno se presta para una conexión más fuerte entre la pareja, lo que ayuda a crear mayores lazos emocionales, y aunque para esta temporada invernal los sentimientos de tristeza también surgen, esto ayuda a que seamos más sensibles y aumente el deseo de acercarse a la pareja.

"Las emociones están más a flor de piel y entonces uno se une más a su pareja por lo que lleva a la probabilidad de tener mayor sexualidad", detalla.

Otro factor cómplice de un mayor deseo sexual es que el frío ayuda a "quedarse con las sábanas encima", lo que propicia a estar más tiempo en la cama queriendo más abrazos, besos y caricias para entrar en calor.

Según la experta, los bebés nacen más entre los meses de agosto y diciembre. Si contamos nueve meses hacia atrás, donde mayor se da la concepción es entre las épocas de invierno y primavera.

Por otro lado, Delfino explica que hay una idea generalizada de que el verano aumenta la temperatura y por ende, también aumenta el sexo. Sin embargo, usualmente los compromisos de verano entre las vacaciones, los hijos y la familia no dan el tiempo necesario para que la pareja disfrute de su intimidad. Llegan a la cama y se dan cuenta de que tienen que postergar la relación sexual porque están muy cansados.

Además, si la temperatura aumenta mucho hay muchas personas que tienden a rechazar a la pareja porque están muy sudados o no les gusta la sensación del cuerpo.

No obstante, la temporada primavera-verano trae consigo más luz y más sol, factores que se asocian con un aumento del apetito sexual en la mujer. "Usualmente en la época de primavera y verano, el cerebro de la mujer secreta ciertas hormonas que tienen que ver con el deseo sexual, como la serotonina y la MCH. La luz ayuda a que esas hormonas se secreten y se produzca este aumento de deseo".

El elemento de la luz influye más en países tropicales como Puerto Rico donde no necesariamente vemos grandes cambios a través de las estaciones del año, sin embargo, estamos constantemente bajo los rayos del sol.

"A nosotros nos llaman de sangre caliente, que somos los caribeños y ese es el mito que hay, pero es verdad. La sexualidad en los países caribeños es muy elevada. Hay otro ímpetu y es debido también a la luz del sol y la cultura", explica.

Ya sea con un poco de la "magia" o la influencia del clima y las temporadas, para Delfino, "lo importante es que la sexualidad tiene que estar durante todo el año y que puede ser estupenda". De esta forma, no importa bajo qué temporada del año sea, el grado de satisfacción personal de la pareja será el mismo siempre que el momento sea propicio.