• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Inauguran primer museo de Turismo del mundo

A través de las visitas guiadas, los visitantes podrán recorrer la historia del turismo apoyados con audiovisuales y elementos interactivos / Foto www.martv.tv/

A través de las visitas guiadas, los visitantes podrán recorrer la historia del turismo apoyados con audiovisuales y elementos interactivos / Foto www.martv.tv/

En un moderno centro cultural de 1.600 m2, en Calella, a 56km de Barcelona, el museo cuenta con pantallas táctiles, proyecciones e imágenes en movimiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Fruto de la casualidad, hace 62 años llegaba el primer turista a Calella, un pequeño pueblo de pescadores y casitas blancas, a 56 km de Barcelona. Eran tres chicas alemanas que confundieron el caserío con el municipio de la Costa Brava al que originalmente planeaban ir. Pero se enamoraron del mar y la playa de estas costas y promocionaron en Alemania el lugar, que en 1953 solo disponía de dos alojamientos. Sin quererlo, sembraron el embrión de una potente zona turística, la misma que acaba de inaugurar el primer Museo del Turismo del mundo.

En un moderno centro cultural de 1.600 m2 (la ex fábrica Llobet-Guri), el museo cuenta con pantallas táctiles, proyecciones e imágenes en movimiento. A través de las visitas guiadas, los visitantes podrán recorrer la historia del turismo apoyados con audiovisuales y elementos interactivos que construyen el relato de la historia del turismo, incidiendo en sus efectos socioculturales y económicos. Todo esto combinado con objetos recuperados, desde la primera llave del primer hotel o la recreación de una de las primeras habitaciones, hasta el primer registro de viajeros de 1953.

En aquel entonces, y ante la falta de hoteles, los lugareños se las ingeniaron para ofrecer camas en las viviendas particulares. Pero no fue hasta diez años después, en 1963, cuando estalló lo ques se conoció como el boom del ladrillo. Solo en aquel año se construyeron en Calella 23 hoteles y 70 residencias. En los años 70, Calella llegó a tener 100 hoteles y con ellos se abrieron bares, tiendas y restaurantes.

El museo, cuya inversión rondó el millón de euros (y que no estuvo exento de polémicas por su elevado costo), venderá su entrada a 6 euros, si bien el primer mes de su creación mantendrá las puertas abiertas de forma gratuita.