• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Hotel con aroma a lavanda

El hotel es un inmueble de estilo toscano, con acabados en piedra y madera / Foto  www.lasantisimatrinidad.com.mx

El hotel es un inmueble de estilo toscano, con acabados en piedra y madera / Foto www.lasantisimatrinidad.com.mx

En los viñedos de La Santísima Trinidad, en Guanajuato, México, se encuentra un hotel boutique de estilo toscano rodeado de vides y lavandas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el estado de Guanajuato, en México, la Santísima Trinidad ofrece al viajero una atmósfera relajada para quedarse un fin de semana descansando, participando en actividades al aire libre, en catas de vino y para saborear su comida gourmet. Estos viñedos se encuentran a 20 minutos de San Miguel de Allende y a 10 minutos del Pueblo Mágico de Dolores Hidalgo.

En la propiedad apenas se producen pequeñas cantidades de vino tinto, solo para consumo interno. El objetivo para el próximo año es llegar a las ocho barricas. En compañía de un guía, los visitantes recorren los viñedos y la bodega para aprender sobre el proceso de elaboración del vino. Y, por supuesto, no podría faltar una degustación de sus caldos.

Mientras los adultos disfrutan de esta experiencia, los niños juegan de manea segura en la zona infantil, conviven con algunos animales de granja o dan un paseo a caballo o en bici.

Parte de las 40 hectáreas están dedicadas al cultivo de la uva, como tempranillo, merlot y cabernet sauvignon; a la lavanda, que enciende de tonalidades violáceas los campos y los inunda con su aroma, y el olivo.

La Santísima Trinidad cuenta con un hotel boutique: un inmueble de estilo toscano, con grandes ventanales, colores neutros y acabados en piedra y madera. Dispone de seis habitaciones, por lo que se sugiere reservar con tres meses de anticipación. Están equipadas con amenidades de lujo. Las terrazas y balcones tienen vista al campo, a las flores de lavanda y a las viñas.

En su restaurante todos los ingredientes son orgánicos y de temporada. Junto a la cocina se encuentra el huerto. El huésped es invitado a cosechar algunos vegetales. El menú, de inspiración mediterránea, cambia constantemente e incluye carnes a la parrilla y ensaladas.

Los campos de lavanda no sólo asombran por su belleza, también están dentro de las actividades para huéspedes y visitantes en general. Se imparten talleres para elaborar jabones y aceites. La jornada inicia desde la cosecha de la planta.

Para los amantes de los paseos en pedales, se rentan bicis para recorrer la zona. Además de la abundante vegetación hay un estanque donde se prestan lanchas para desconectarse del mundo cotidiano durante un rato, y un manantial natural que es fuente de vida para los cultivos.

La propiedad se distingue por su campo profesional de polo. Se ofrecen clases para dominar la pelota mientras se monta un caballo.

Es el escondite perfecto de los enamorados. Para quienes están a punto de dar el siguiente paso, soliciten un picnic gourmet. En la canasta guardarán vino, quesos de la región, frutas y pan. El staff prepara el escenario para un gran momento romántico: la entrega de anillo, por ejemplo.

Las bicicletas y paseos en bote no tienen ningún costo para los huéspedes del hotel o comensales del restaurante.

Antes de regresar a casa, hay que pasar por su tienda para comprar algunos productos orgánicos: uvas de mesa, aceitunas, mermeladas, aceite de oliva y lavanda.

Otras actividades disponibles: clases de cocina, yoga al aire libre y masajes para mimar su espalda.

www.lasantisimatrinidad.com.mx