• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Hombre paga 15 mil dólares por encontrar al que mató a mascota de su hija

Farah tenía poco más de un año de vida cuando murió por un rifle de aire comprimido/ El Mercurio

Farah tenía poco más de un año de vida cuando murió por un rifle de aire comprimido/ El Mercurio

Cansado de que la policía no hiciera nada, un inglés contrató los servicios de un detective privado para saber quién le disparó al gato de su hija

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ha sido una investigación de seis meses. Eso se ha demorado un jubilado en encontrar a los sospechosos del crimen que sacudió su corazón en septiembre pasado, cuando la mascota de su hija falleció por un disparo.

El hombre retirado es Neil Tregarthen (55 años), un ex hombre de negocios que vive en Devon, Gran Bretaña, y quien no dudó en gastar 15 mil dólares (10 mil libras esterlinas) para encontrar a la persona que mató a Farah, el gatito de poco más de un año de vida, que tenía su hija Aylish, de 24 años.

El 27 de septiembre del año pasado, Farah llegó a su hogar con graves heridas, aparentemente hechas con un rifle de aire comprimido. Y pese a que la familia llevó al gato de inmediato a urgencias, éste murió por una hemorragia interna y septicemia. Su dueña, Aylish, quedó destrozada.

Al ver que poco y nada podría esperar de la investigación policial del caso, Neil decidió contratar los servicios de un detective privado, que a la fecha, y tras barajar varios nombres, le entregó la identidad de un sospechoso. Sin embargo, el hombre alegó en The Telegraph que la policía no ha hecho nada al respecto.

“Entiendo que haya recortes de presupuesto y los problemas que puede tener la policía para hacer bien su trabajo. Pero ya les hemos hecho el 80% de su trabajo (con la investigación) y todo lo que quiero que hagan es que ejerzan su derecho a tocar la puerta del sospechoso y que hablen con él”, comentó.

“(Pero) la policía ha sido nula en ayudarnos”, agregó el hombre. “Usar un rifle de aire comprimido para dispararle a los gatos es ilegal y debería ser tratado (por la policía) como tal”. 
Junto con criticar la crueldad por la que murió Farah, el jubilado se mostró frustrado de que, pese a todos sus esfuerzos, no puede hacer nada más para que el culpable sea castigado.