• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

HoloLens, las gafas que suman lo virtual a lo real

HoloLens es el primer equipo holográfico libre, es decir que no necesita de cables ni teléfono ni conexión a una PC / Foto Internet

HoloLens es el primer equipo holográfico libre, es decir que no necesita de cables ni teléfono ni conexión a una PC / Foto Internet

Microsoft está muy cerca de lanzar el sistema que permite ver objetos y entornos como si existieran en el mundo real.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde La guerra de las galaxias y, desde luego, el impresionante Holo Deck de Star Trek, los hologramas interactivos fueron algo más que una idea futurista en la mente de Gorge Lucas o del inventor neoyorquino Gene Dolgoff en el que se inspiró el Holo Deck.

Todavía, después de 38 años, sigue asombrándonos ver la imagen difusa de la princesa Leila pidiéndole ayuda a Obi-Wan Kenobi. "Ayúdame. Eres mi única esperanza...", le decía con voz suplicante su holograma monocromático, en el Episodio IV. Y junto con el asombro sentimos el deseo de que alguna vez podamos entrar en una realidad real pero virtual, como en Star Trek.

Pues bien, Microsoft está muy cerca de lanzar HoloLens, sistema que permite ver objetos y entornos como si existieran en el mundo real. Por medio de estos lentes se crea una realidad virtual en la que el usuario ve más de lo que hay allí. La mente del usuario interpreta lo que ve y puede interactuar con esa realidad aumentada.

Cómo funciona

A simple vista parece un moderno par de anteojos, un poco más grandes que unas gafas de sol, con diseño similar a los que se utilizan para esquiar y que traen GPS incorporado.

Sin embargo, a medida que el usuario se acerca notará que se trata de un accesorio un poco más sofisticado que los utilizados por los esquiadores. Aunque las especificaciones técnicas y el precio son datos que la compañía no dio a conocer -al menos no oficialmente-, un escueto comunicado de prensa resume que HoloLens es el primer equipo holográfico libre, es decir que no necesita de cables ni teléfono ni conexión a una PC.

Además, el anuncio asegura que el HoloLens cuenta con lentes holográficas de alta definición y sonido espacial para ver y escuchar los hologramas en el mundo que rodea al usuario. "Está equipado con sensores avanzados y un revolucionario chip de procesamiento holográfico (HPU, Holographic Processing Unit) que comprende lo que hacemos y el mundo que nos rodea. HoloLens puede ejecutarse sin cables a la vez que procesa en tiempo real terabytes de datos procedentes de los sensores. Al colocar hologramas tridimensionales en el mundo real, Microsoft HoloLens entenderá hacia dónde mira el usuario y comprenderá sus gestos y su voz", concluye el comunicado de Microsoft. Lo de terabytes (TB) en tiempo real suena un poco exagerado, al menos si no se abunda en detalles. A propósito, 1 TB es un billón de bytes.

Otra característica interesante del lente es que permite que varios usuarios puedan interactuar con un mismo documento o diseño. En un video, recientemente presentado por la compañía, donde se muestran los posibles usos de HoloLens, puede verse cómo un hombre diseña una moto y una mujer, también con sus lentes puestos, modifica la forma del vehículo, con sólo mover sus dedos cerca del vehículo. "Efectivamente es posible que varios usuarios puedan interactuar gracias a la Nube, que ofrece la posibilidad de que varias personas puedan estar conectadas colaborando en un trabajo, desde cualquier parte del mundo", afirma Hernán Rincón, presidente de Microsoft en América Latina, en entrevista exclusiva con LA NACION.

¿Para qué puede utilizarse? "Puede usarse para el diseño de nuevas cosas, ya que todas las imágenes que están en la computadora el usuario las ve en su espacio y puede manipularlas cambiando su diseño, por ejemplo, y ver cómo sería el producto final sin necesidad de tener que ensamblarlo físicamente. También cambia la experiencia de juego. Con estos lentes se puede jugar al Minecraft en tres dimensiones", adelanta el ejecutivo, que adquirió la compañía que hace el popular juego en septiembre.

Desde Microsoft adelantan que ellos solamente quieren lanzar la plataforma y desarrollarán algunas pocas aplicaciones para mostrar, a los desarrolladores, el camino por tomar. "Queremos que nuestros partners sean quienes hagan aplicaciones, para que los expertos en medicina, diseño o automovilismo desarrollen los programas específicos encima de nuestra plataforma. Tal como ocurrió con Kinect [el mando sensible al movimiento para Xbox], para la cual desarrollamos algunos juegos, pero muchos fueron realizados por terceros", detalla Rincón.

El creador y su equipo

La persona que lideró este proyecto es Alex Kipman, un brasileño que se había destacado por otro gran invento: el antes mencionado Kinect. Este joven científico, que nació en Curitiba en 1979, ya era fanático de los videojuegos a los 5 años y a los 8 comenzó a programar. Según contó él mismo, la idea de Kinect llegó cuando veraneaban en la granja de su tía, en la región de Curitiba.

"Un día me desperté y me di cuenta de que no había ningún dispositivo a mi alrededor y me gustó esa sensación. Entonces pensé que sería bueno poder jugar de esa manera, sin estar atado a cables ni a controles. Así fue que decidí poner fin a los botones", dijo Kipman en una entrevista con la revista Veja.

Este mismo hombre, que creó una nueva forma de jugar, ahora promete revolucionar también el mundo de realidad aumentada. Su equipo de trabajo viene desarrollando estos lentes desde hace, al menos, 5 años y surgió basándose en la misma idea de utilizar tecnología sin cables y con total libertad. "La razón por la que me enamoré de esta forma de arte es porque lo único que te detiene es la falta de imaginación -explica hablando de la programación-. En la física hay leyes que no se pueden modificar. Pero en el software se puede modificar todo. Nada es imposible."

No está solo

Aunque aún no hay fecha para su lanzamiento comercial Rincón adelanta que será después del lanzamiento de Windows 10, a mediados de año. Es lógico, HoloLens es en sí mismo una computadora con Windows 10.

Al revés que los dispositivos de realidad virtual (como Oculus Rift), HoloLens no aísla a la persona del entorno, sino que suma al ambiente objetos virtuales. Una de las posibles aplicaciones es la que Microsoft asocia a otra de sus sonadas adquisiciones, Skype. Mediante este sistema de videoconferencia y HoloLens podría hacerse asistencia remota como si el experto estuviese realmente allí.

Al revés que los sistemas de realidad aumentada convencionales, como las apps para smartphones, el sistema de Microsoft son gafas, pueden llevarse puestas. Suman a esto una cámara con visión de profundidad, seguimiento de los movimientos de la cabeza, reconocimiento de gestos y de voz, y mapeo espacial. En total, si la compañía de Redmond cumple con la promesa vendrá a sumarse al espectro de pantallas una nueva visión que hace un mashup de lo real y lo virtual, y que de algún modo ya habíamos visto en las películas.