• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Hinchas expulsados de Francia amenazan con volver

Hechos violentos se desataron dentro del estadio después del encuentro entre Inglaterra y Rusia

Hechos violentos se desataron dentro del estadio después del encuentro entre Inglaterra y Rusia

Francia deportó a 20 rusos por actos violentos durante la Eurocopa y su líder prometió que volverían pronto a ese país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un grupo de 20 "hooligans" rusos han sido deportados de Francia tras ser acusados de comportamiento violento en la Eurocopa, pero uno de sus líderes prometió que planean regresar pronto al país.

Los ultras rusos salieron del país por el aeropuerto de Niza, luego de la oleada de violencia callejera entre aficionados ingleses, rusos y franceses, en el marco del partido que enfrentó a Inglaterra y Rusia la semana pasada en Marsella.

El prefecto de Marsella, Stephane Bouillon, acusó a los rusos de "participar en peleas relacionadas con el partido Inglaterra-Rusia".

Pese a la inminente deportación, Alexander Shprygin, cabecilla del grupo de hinchas rusos y uno de los 20 expulsados, dijo a la agencia AP que sus visas no fueron canceladas y que volverán el lunes a Francia para el partido contra Gales.

"Somos víctimas de algo escandaloso", dijo Shprygin en una entrevista telefónica desde el aeropuerto. Insistió que los 20 deportados no estuvieron implicados en las grescas.

Shprygin, líder de la Unión de Fanáticos de Rusia, vinculada al gobierno, ha sido acusado de tener lazos con organizaciones de extrema derecha y reconoció que ha difundido símbolos de extrema derecha en la Internet, pero negó que su grupo sea racista.

Los 20 forman parte de un grupo de 43 rusos que el martes fue detenido por la policía tras los incidentes violentes en el empate 1-1 con el que se saldó el partido Inglaterra-Rusia el sábado pasado, cuando "hooligans" rusos participaron de agresiones dentro y fuera del estadio.

Tras recibir una alerta de la policía rusa, las autoridades francesas irrumpieron en un hotel cercano a Cannes el domingo y revisaron cientos de horas de video para vincular a los sospechosos con los actos violentos.