• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Harvard usa nueva tecnología para monitorear la asistencia a clases de sus alumnos

Harvard | AP

Harvard | AP

La universidad implementó un sistema de cámaras, que puede capturar las salas de clases cada minuto y analizar posteriormente cuántos estudiantes estaban presentes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La prestigiosa Universidad de Harvard ha comenzado a utilizar una técnica que ha causado polémica entre sus estudiantes. Hablamos de la instalación de cámaras dentro de sus auditorios, que no busca precisamente evitar robos o funcionar como sistema de seguridad, sino que captar el nivel de asistencia de sus alumnos a clases.


Este experimento, llevado a cabo en secreto tanto para profesores como estudiantes, fue presentado oficialmente durante la semana recién pasada en una reunión de facultad de Harvard.

En esa oportunidad, la universidad reveló el funcionamiento de estas cámaras, capaces de tomar fotografías cada minuto y de analizar, por medio de un programa especial, cuántos estudiantes se encuentran todo el tiempo en las clases.

De esta manera, el software permite determinar cuántos asientos están vacíos y cuántos se encuentran ocupados, sin entregar, todavía, información especial de qué alumnos estaban presentes en la sala o quiénes no.

Inicialmente, la Harvard decidió no informar de este nuevo sistema a su estudiantado, especialmente para reunir los datos más precisos posibles sobre la asistencia a clases. En tanto, una vez finalizada esta primera etapa, la información recopilada fue compartida finalmente con los profesores.

No obstante, este sistema provocó de todas formas una molestia en la comunidad, especialmente de parte de los alumnos, por ser estudiados sin su consentimiento.

Paralelamente, los estudiantes también mostraron su preocupación sobre el uso de estas imágenes. A lo que Harvard respondió asegurando que las fotos, que involucraron a un total de 2.000 personas en su fase inicial, ya fueron borradas por completo de sus sistemas.

Todavía queda esperar si este experimento tiene finalmente frutos y es implementado oficialmente dentro de la universidad, y de ser así, si podría llegar también a otras instituciones educativas, como una norma estándar y en un futuro cercano.