• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Guillermo del Toro alza la voz por crisis en México

En México consideró, ahora existe una cultura de la convulsión y apuntó que se debe "mirar cuidadosamente" | Foto. El Mercurio

En México consideró, ahora existe una cultura de la convulsión y apuntó que se debe "mirar cuidadosamente" | Foto. El Mercurio

El realizador mexicano dijo que los problemas que hay en el país se deben a una "división artificial" entre los compatriotas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cineasta mexicano Guillermo del Toro manifestó su preocupación por la situación política y social de su país, asegurando que es absolutamente urgente encontrar un buen gobierno ante el peligro de vivir un "apocalipsis social".

"De la hecatombe no nos va a salvar nadie y eso me encantaría que lo entendiera la clase política, que lo entendieran los que se dedican al narco de lleno", dijo. "De la hecatombe no nos va a salvar nadie, el pedo del apocalipsis es que no queda nadie y México está a punto de vivir un apocalipsis social. Lo creo firmemente y el que los medios no lo repliquen abiertamente no quiere decir que no ocurra, y eso es lo trágico".

Del Toro celebró que en la gala de los Óscar su colega Alejandro González Iñarritu hubiese expresado su molestia con el gobierno, y consideró importante que los artistas no se callen cuando pueden expresar lo que piensan, de lo contario caerían en "una comodidad y una cobardía profunda".

En México, opinó, hay divisiones artificiales como el sexismo o el clasismo, cuando en principio todos los ciudadanos son iguales.

"Creo que la única manera en que nos podemos hacer las brutalidades que nos estamos haciendo unos a otros es con esas ideas. La única manera en que puedes torturar, matar o destruir a un ser humano que es de tu mismo país, de tu misma raza, de tu mismo idioma, es inventándote una división artificial... (es) la comodidad que le permitía a los nazis llamar otra cosa a los judíos", sostuvo.

En México consideró, ahora existe una cultura de la convulsión y apuntó que se debe "mirar cuidadosamente" contra quién se enfoca la rabia de los mexicanos ya que a su juicio el malestar se debe dirigir a "la gente de arriba".