• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Graves errores en el amor

Si sientes el deseo de desvivirte por alguien, que sea por ti misma. Date tu lugar y muestra que eres una presa valiosa ¡y difícil de cazar! | Foto: El Nuevo Día

Si sientes el deseo de desvivirte por alguien, que sea por ti misma. Date tu lugar y muestra que eres una presa valiosa ¡y difícil de cazar! | Foto: El Nuevo Día

A menudo las mujeres suelen dar demasiado para conquistar a un hombre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuántas veces sucede que la persona a quien no le haces caso es precisamente quien más se enamora de ti, mientras que el hombre que más te gusta y por quien te desvives, es a quien menos le interesas. ¿Por qué?

Lo que sucede es que desde los tiempos prehistóricos, el hombre es cazador por naturaleza. No puedes ir en contra de su naturaleza y ser tú quien trate de cazarlo.

No puedes sobrarte para tratar de enamorarlo, tienes que hacerte la difícil y dejar que sea él quien se esfuerce y trate de ganarte, es así como realmente lo conquistas.

Uno de los errores más grandes que cometen las mujeres en el amor es dar demasiado. Piensan que si se desviven por un hombre lo van a conquistar. ¡Qué engaño! Si tienes una relación amorosa con alguien que no te aprecia, sin duda te vas a identificar con varios de los siguientes sacrificios:

"Si me llama estoy disponible", "si necesita un favor yo se lo hago", "si tiene un problema, se lo resuelvo", "si le falta dinero, se lo presto", "si tiene el apartamento sucio, se lo limpio", "si tiene hambre, le cocino", "si me necesita, dejo todo y voy corriendo para acomodarme a sus necesidades".

Piensas que con todos esos sacrificios lo vas a enamorar porque jamás se va a encontrar a una que haga lo mismo que tú. Pero en vez de enamorarlo, le das a entender que te tiene a sus pies y que te mueres por él. En ese momento pierde el interés por ti porque se da cuenta que ya te cazó y puede ir a buscar una nueva presa.

Obviamente si tiene un problema inesperado o cualquier necesidad real, ¡claro que lo vas a ayudar! Pero hay una gran diferencia entre preocuparte por él, y desvivirte por él.

Si sientes el deseo de desvivirte por alguien, que sea por ti misma. Date tu lugar y muestra que eres una presa valiosa ¡y difícil de cazar!