• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Gobierno colombiano pide no politizar crisis fronteriza

Muchos colombianos están regresando a Colombia a través de un filtro impuesto por la Guardia en el puente internacional Simón Bolívar/ Foto: EFE

Muchos colombianos están regresando a Colombia a través de un filtro impuesto por la Guardia en el puente internacional Simón Bolívar/ Foto: EFE

La canciller colombiana, María Ángela Holguín, y  el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, rechazaron las descalificaciones de Venezuela a Álvaro Uribe 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un día después de visitar la zona de frontera entre Colombia y Venezuela, los ministros de Exteriores, María Ángela Holguín, y del Interior, Juan Fernando Cristo, hicieron un llamado a los sectores políticos “de ambas naciones” para no “utilizar” electoralmente la crisis humanitaria que se vive en el sitio.

En un comunicado conjunto, ambas carteras reiteraron la necesidad de buscar la vía de la “cooperación” y no la de la “confrontación” para superar la difícil situación de los connacionales que han sido expulsados de Venezuela desde el pasado fin de semana.

“Reiteramos la importancia de buscar mecanismos conjuntos para superar la problemática que se vive en la frontera, pero sin promover el odio. Los señalamientos personalizados solo generan sentimientos xenófobos que no benefician en nada a los habitantes de los dos países y debemos tener cuidado de no caer en este error”, reza el comunicado.

Como se sabe, desde el pasado fin de semana se han conocido imágenes en las que algunas autoridades venezolanas marcan las casas en las que supuestamente vivían colombianos en ese país con una “R”, al parecer de revisadas, o una “D”, la cual indica presuntamente que esa vivienda debe ser derrumbada.

Ante hechos como este, la Cancillería colombiana y el Ministerio del Interior afirman también que la “agresividad” que se oye de lado y lado de la frontera “no ayuda para nada a resolver la difícil situación, así como tampoco se entiende que se pretendan sacar beneficios políticos de una lamentable situación de nuestros compatriotas”.

No es cerrando la frontera ni deportando colombianos como vamos a resolver los problemas de estas zonas. Es a través de la cooperación y no de la confrontación como lograremos de manera conjunta combatir con éxito fenómenos como el del contrabando que nos afecta por igual a ambas naciones. Y solo con cooperación también tendremos resultados en la lucha contra las bandas criminales que operan en la frontera”, dicen.

Desde hace algunos días, el Gobierno venezolano ordenó el cierre de algunos puntos de la frontera con Colombia argumentando, entre otras razones, la lucha contra el contrabando. Igualmente, desde el pasado fin de semana autoridades del vecino país han procedido a la deportación de más de 1.000 colombianos que vivían en territorio de Venezuela.

Otro punto que aborda el comunicado es la cercanía de elecciones en ambos países. Ante este tema, ambas carteras hicieron un llamado “a la dirigencia política de ambas naciones” para que “no caiga” en la “tentación facilista” de “utilizar” la compleja situación “para pescar en río revuelto” y “obtener beneficios electorales”.

De igual forma, se refieren a los ataques verbales del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, contra el expresidente colombiano y jefe máximo del mayor partido de oposición (Centro Democrático), Álvaro Uribe.

“Los adjetivos y las descalificaciones personales en contra del expresidente Uribe deben ser rechazados. La actitud de violencia verbal afecta severamente las poblaciones del Táchira y Norte de Santander que son las primeras afectadas por la situación generada”, dicen.

Adicionalmente, los ministerios de Exteriores y del Interior colombianos informan que la “prioridad” del Gobierno Nacional es “garantizar” los “derechos” de los connacionales deportados, brindándoles asistencia en salud, alojamiento temporal, seguridad y convivencia; soporte jurídico, reunificación de padres con sus hijos menores de edad y retorno a sus lugares de origen, así como avanzar a través de los canales diplomáticos en el diálogo con el vecino país.

“Las Cancillerías de Colombia y Venezuela coordinan gestiones para que los connacionales deportados puedan rescatar los bienes y enseres que tuvieron que dejar”, agrega el comunicado de los ministerios colombianos.