• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Giselle Blondet y las razones para amar los 50

La animadora y actriz, Giselle Blondet | El Nuevo Día/ Puerto Rico

La animadora y actriz, Giselle Blondet | El Nuevo Día/ Puerto Rico

La actriz y animadora presenta su nuevo libro Tengo 50 ¿y qué? 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para algunas mujeres  alcanzar la edad de  50  años pudiera  representar  temor a  restar  meses  de   vida en  vez  de  sumar las experiencias. Para  la animadora y actriz, Giselle Blondet llegar al medio siglo ha sido todo lo contario. Ha sido  su  despertar y  desarrollo  como  empresaria, escritora   y  dueña absoluto  de  su  tiempo.

Así  lo expone  la  presentadora  de  televisión en  su libro Tengo 50 ¿y qué?  que  recién lanzó a   principio   de este   mes  y  goza  de  buena aceptación  entre  el público a  juzgar  por  las ventas  en portales  como Amazon. La   boricua  asegura  que  ella  prefiere  contar  lo que  lleva  de  existencia  en vez  de  pensar  en que  tiene  menos  tiempo para   hacer   las cosas. Por  eso en los  últimos   meses su  agenda laboral no  se   ha  detenido,   pese  a no  ver  con frecuencia su rostro en la  televisión.

Giselle Blondet orgullosa de sus 50 años 

La actriz y animadora dice las mejores cosas de su edad

La  puertorriqueña  está  inmersa  en el  mundo  de  los negocios  a  través  de  su  línea de productos Gi, de ropa de cama y bisutería fina. Ahora también  le da vida a una nueva publicación.
En su  libro, -el segundo  de ella, ya  que  lanzó  en el  2003 Con los pies  en la tierra- narra cómo  una mujer  de  su edad puede  lucir  y sentirse  como  una  de  30 años  y  las vivencias   para  lograr  esa  filosofía de  vida.  Señala  que le  tomó cerca de diez meses redactarlo, por  lo que  entiende lo hizo de  una manera  rápida.

“Hace  diez  años   pensaba  que   en esa  década se  acababa   mi carrera, que no  iba  a  pasar   nada al cumplir   los  40. Hice   una  lista   de las  cosas que  tengo  que  hacer  y cuando llegué a  los 50  años me  doy  cuenta que sueños  que  tenía guardado  los  cumplí. Uno  de   estos con mi línea Gi y  otros  no se dieron. Pero aprendí  que a veces nos  preocupamos  tanto por  cosas que no  hacen falta. Siento que los  50 son un  nuevo  comienzo, me  siento  más  segura, más  tranquila   y  feliz”, menciona la actriz,   quien  se  encuentra  de visita  en la  Isla para  la  prueba  del  vestido que el diseñador Luis Antonio  le confeccionará para la animación de la  alfombra   roja  de  los   Premios  Latin  Grammy.
Para Blondet,  su libro va  dirigido a mujeres jóvenes y maduras que ella nombra las “tonas”.  

“(Me) dije  ¿por qué  las  más jóvenes no se   aprovechan  de  las   cosas  que  me  ha  tocado  vivir  que  no  necesariamente  son las más  lindas y  mostrarle  que  sí  se  puede  soñar que todo  pasa   y  todo llega? Y a   las  cincuentonas,  más bien recordarle  que  siempre   hay  nuevas  posibilidades”, añade   la  presentadora que para   envidia  de   muchas  mujeres conserva  la misma talla   de   vestido que  hace  20  años  atrás.   

El libro  está  dividido en  doce  capítulos  en los que  aborda  desde  trucos   de   belleza, la maternidad, la  sexualidad, lecciones de  vida, relaciones  de  pareja y  hasta   la baja  autoestima que  tuvo y por  la   que se  permitió  un  maltrato  emocional.

 “Hablo  de  todo. Por  ejemplo   escribí de la  relación que  tuve  con una  persona y  me di  cuenta  que  no lo había perdonado que  no había  sanado... Hablo de  cosas  que  me  costó trabajo decir. De lo que   pasó, aprendí. Quiero  que  las  mujeres sepan  que  no  se  vale   estar  en una relación donde  las  maltraten. Nadie  te  puede  obligar a  casarte  si no  quieres,  nadie  puede robarte... Nadie  tiene derecho”, sostiene  la actriz  que  afirma  que no  ha  sido  víctima  de   maltrato físico, pero  “no tuve una  autoestima saludable”.   

 Insiste  en su  programa

La   presentadora  sostiene  que  el proyecto de su  programa de televisión,  por el que  abandonó la  animación  de  Nuestra Belleza  Latina, sigue “en negociaciones”.

“El proyecto  está  divino, pero se  tienen que  dar las  condiciones  necesarias  para  que  salga al aire. Es  un programa que   no es tan sencillo”, concluye.