• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Foto de avistamiento de ballenas gana concurso

La fotografía fue tomada en Roca Partida / Foto Anuar Patjane / National Geographic Traveler Photo Contest

La fotografía fue tomada en Roca Partida / Foto Anuar Patjane / National Geographic Traveler Photo Contest

Un joven de Tehuacán, Puebla, retrató la belleza de la temporada de ballenas en México en una fotografía que le valió el primer puesto del concurso National Geographic Traveler Photo 2015

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Mariachis, arqueología, playas, tequila... y también, ballenas. México es de hecho uno de los mejores destinos del mundo para avistarlas –ya sea desde las playas o desde una embarcación–, especialmente de diciembre a marzo. Cada año, en esa época, cientos de ballenas migran desde las heladas aguas del Ártico hasta las frescas corrientes del norte mexicano, en un inequívoco signo del cambio de estación.

Anuar Patjane Floriuk, un joven de Tehuacán, Puebla, retrató la belleza de la temporada en una fotografía que le valió el primer puesto del concurso National Geographic Traveler Photo 2015.

La fotografía, que capturó el momento en el que unos buzos nadan cerca de una ballena jorobada, fue tomada en Roca Partida, una de las islas del archipiélago Revillagigedo, cerca de la costa occidental de México.

Si bien las islas en sí no están habitadas debido a la actividad volcánica del terreno, los huéspedes pueden alojarse en cabo San Lucas, desde donde tienen fácil acceso al avistaje de ballenas.

Las ballenas hacen una travesía de 19 mil kilómetros, permanecen en costas mexicanas durante el invierno y emprenden el viaje de regreso a finales de marzo. Un agradable clima, las aguas poco profundas y la abundante vida marina hacen de la península de Baja California un lugar perfecto para dar a luz y criar a sus ballenatos.

De las 11 especies de ballenas conocidas en el mundo, ocho llegan a costas mexicanas, entre ellas la minke, bryde, sei, la jorobada, la gris y la azul. Ese recorrido de seis meses es el viaje más largo de todas las especies migratorias del planeta.