• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

¿Existe alguna protección para las víctimas de los memes?

Compañías privadas con sus propios canales en las redes sociales enfrentan una amplia variedad de demandas para que se bajen fotos de sus sitios así como otros asuntos de contenido | Foto: El Comercio

Compañías privadas con sus propios canales en las redes sociales enfrentan una amplia variedad de demandas para que se bajen fotos de sus sitios así como otros asuntos de contenido | Foto: El Comercio

La fotografía de una niña de 2 años con un extraño trastorno fue descargada y utilizada para crear este tipo de imágenes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es sumamente fácil descargar cualquier imagen y transformarla en un meme, que en ciertos casos puede ser gracioso. Pero qué ocurre con los dueños de aquellas fotos, quienes en ningún momento dan autorización para que utilicen sus rostros de esa manera. Puede parecer exagerado pero existen casos donde las personas que sirvieron de inspiración para los memes se han visto muy afectadas, llegando a ser víctimas de ciberbullying. Kyra Pringle lo vivió en carne propia.

Pringle, madre de una niña de dos años que sufre un raro trastorno genético, publicó una foto del más reciente cumpleaños de su hija en Facebook, pero alguien la copió, la subtituló groseramente y la difundió miles de veces.

Su hija enferma fue comparada con un monstruo, un extraterrestre y un duende debido a sus singulares rasgos.

"Esto es bullying. Esto no está bien. Ella está luchado por su vida desde que llegó (al mundo)", dijo Pringle a un medio de comunicación estadounidense. "Ella no es un monstruo. Ella no es de mentira. Es real, está aquí".

La madre de Pringle, Linda Pringle, tuvo palabras igualmente fuertes para quienes hicieron memes de su pequeña nieta y hacen lo mismo con imágenes de otros extraños sin tener ningún tipo de autorización. Algunos sitios bajaron las imágenes alteradas de la pequeña tras conocer su historia.

"Si estás allá afuera haciendo estas cosas, y piensas que es gracioso, no lo es. Este de hecho es un ser humano, es una niña, una bebé", dijo Linda Pringle a la televisora.

Compañías privadas con sus propios canales en las redes sociales enfrentan una amplia variedad de demandas para que se bajen fotos de sus sitios así como otros asuntos de contenido, como violación de derechos de autor, invasión a la privacidad de alto riesgo y acoso cibernético. Pero puede ser difícil erradicar completamente contenido viral, como memes de fotos.

"No toleramos el bullying ni el acoso en Facebook o en Instagram, y retiramos contenido que parece enfocarse adrede en personas con la intención de degradarlas o avergonzarlas", dijo Facebook (dueña de Instagram) en un correo electrónico en respuesta a una pregunta sobre los memes.

Falta de regulaciones

Aunque sí existen estándares y reglas comunitarias en muchos sitios (incluído Facebook con sus nuevas directrices), los memes de rutina no incluyen amenazas abiertas, discursos de odio o comportamiento que llame la atención de los que están a cargo, así como información sensible sobre los usuarios.

"No es que no exista un problema ético y un problema real que como sociedad debamos afrontar, pero la ley simplemente no intervendrá y la Primera Enmienda (detalla temas sobre la libertad de expresión) nos dice que no lo paremos", dijo Danielle Keats Citron, una profesora e investigadora de derecho en la Universidad de Maryland (EE UU) y autora del libro Hate Crimes in Cyberspace (Crímenes de odio en el ciberespacio).

Estableciendo límites

Pero un movimiento en Europa ha salido en defensa de los llamados "derechos a ser olvidados" y han llamado la atención de activistas por la libertad de expresión y por la privacidad. La Corte de Justicia Europea pareció apoyar el concepto legal para la gente que quiere forzar el retiro de material viejo, irrelevante o falso que pretenda infringir su derecho a la privacidad.

La corte, el máximo tribunal de la Unión Europea, apoyó el año pasado a un hombre en España que pidió a Google que eliminara de su motor de búsqueda información sobre deudas pagadas hacía mucho. Dictaminó que Google podía ser obligada a hacerlo, pero la compañía hasta ahora ha limitado el retiro en el caso específico de su servicio en España, dejando el material al alcance de todos.

El fallo tiene amplias implicaciones en el estrecho límite entre la privacidad en línea y el derecho a la libertad de expresión a lo largo de la Unión Europea y alrededor del mundo, particularmente en Estados Unidos, donde la protección de la libertad de expresión está profundamente arraigada.