• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Exhalando se pierde grasa corporal

Cuando la grasa se descompone ocurren dos cosas. Los enlaces químicos se rompen, un proceso que libera calor y combustible a los músculos/ El Nuevo Día

Cuando la grasa se descompone ocurren dos cosas. Los enlaces químicos se rompen, un proceso que libera calor y combustible a los músculos/ El Nuevo Día

Según un estudio, los pulmones son el órgano excretor principal para la pérdida de peso

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La grasa puede ser exhalada, al igual que se quema a medida que pierde peso, dijeron bioquímicos australianos que han estudiado el metabolismo a nivel microscópico.

Pero advierten que la gente todavía necesita hacer ejercicio para mantenerse delgada. La hiperventilación por sí sola, no es suficiente.

El equipo australiano trazó la ruta de la grasa del cuerpo en forma de átomos.

Sus conclusiones se publicaron en la edición de Navidad de la revista British Medical Journal.

Cuando la grasa se descompone ocurren dos cosas. Los enlaces químicos se rompen, un proceso que libera calor y combustible a los músculos.

Pero los átomos -la materia de la que la grasa está hecha- se mantiene, y gran parte de estos salen del cuerpo a través de los pulmones en forma de dióxido de carbono, dicen los científicos.

Almacenamiento de grasa y el metabolismo

La grasa de los alimentos se almacena en el cuerpo en células llamadas adipocitos. Se acumula como un compuesto llamado triglicéridos.

Los triglicéridos constan de tres tipos de átomos: carbono, hidrógeno y oxígeno, y esto significa que cuando se descompone, alrededor de una quinta parte forma agua (H2O) y cuatro quintas partes se convierten en dióxido de carbono (CO2).

El agua formada puede ser excretada a través de la orina, las heces, el sudor, la respiración, lágrimas u otros fluidos corporales y se repone fácilmente con agua potable.

Pero el carbono exhalado (CO2) solo puede ser reemplazado por el consumo de alimentos o consumo de bebidas como jugo de frutas.

Comer menos y moverse más

Los autores del estudio, Ruben Meerman y Andrew Brown de la Universidad de Nueva Gales del Sur, dijeron: "Nada de esta bioquímica es nuevo, pero por razones desconocidas, parece que nadie ha pensado en realizar estos cálculos antes".

"Estos resultados muestran que los pulmones son el órgano excretor principal para la pérdida de peso".

Estiman que una persona pierde de promedio al menos 200g de carbono cada día y aproximadamente un tercio del que produce mientras duerme.

Si se sustituye una hora de descanso con ejercicio de intensidad moderada, como trotar, se elimina 40g adicionales de carbono del cuerpo, elevando el total a alrededor de un quinto de 240g.

Así que para mantener el peso se necesita equilibrar lo que se come contra lo que quema y exhala.

"Perder peso requiere desbloquear el carbono almacenado en las células de grasa, reforzando así el estribillo escuchado a menudo de "comer menos, moverse más", dicen los investigadores.

Duane Mellor, de la Asociación Dietética Británica, comparó el metabolismo de la grasa con quemar gasolina en un coche - genera calor y produce movimiento, pero también crea y libera residuos.

"Los átomos después de romper la grasa para obtener energía son como los gases de escape", dijo.

Tom Barber, profesor asociado de Endocrinología en la Universidad de Warwick, dijo que el trabajo es interesante y novedoso, y rompe la percepción errónea de que la grasa es simplemente quemada como energía - algo que incluso muchos médicos piensan.

"Pero eso no cambia el mensaje de salud que tenemos que hacer ejercicio para mantener la grasa fuera", dijo.