• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Ex vicepresidente asegura que Bush era parte del programa de torturas

George W. Bush y Dick Cheney en 2005 | Foto: El País

George W. Bush y Dick Cheney en 2005 | Foto: El País

Luego de la difusión del informe sobre las torturas cometidas por la CIA a presuntos terroristas, el ex vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, defendió esos programas y aseguró que George Bush conocía la mayoría de los detalles. 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, afirmó el miércoles que el informe del Senado sobre el uso de la tortura por parte de la CIA en sus interrogatorios de presuntos terroristas está "lleno de mierda".

"Creo que este informe es terrible. Y me parece muy deficiente", dijo al canal Fox News Cheney, quien ejerció el cargo durante el gobierno de George W. Bush entre 2001 y 2009, época en que la agencia de inteligencia estadounidense perpetró los duros interrogatorios a sospechosos de terrorismo.

El informe publicado el martes por el Senado dice que la tortura llevada a cabo por la CIA contra sospechosos de terrorismo no había permitido conseguir información válida. El comité de Inteligencia del Senado también reveló las mentiras de la agencia de inteligencia en audiencias ante el Congreso y la Casa Blanca.

"Ellos no se tomaron la molestia de entrevistar a las personas clave que participaron en este programa", añadió, afirmando que el presidente George W. Bush era parte del programa y conocía la mayoría de los detalles.

"¿Qué se supone que deberíamos hacer (con Jaled Sheij Mohamed, el presunto cerebro del 11 de septiembre)? ¿Besarlo en ambas mejillas y decirle: 'Por favor, por favor, ¿nos dices lo que sabes?' Por supuesto que no", dijo Cheney.

"Hicimos exactamente lo que teníamos que hacer para dar con los que habían preparado los ataques del 11 de septiembre y para prevenir nuevos ataques, y cumplimos exitosamente con estas dos misiones", agregó quien fuera el número dos de la administración Bush.

El miércoles se multiplicaron los pedidos de enjuiciamiento tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo por el uso de la tortura por parte la CIA, un caso que al parecer el gobierno de Obama, sin embargo, considera cerrado.