• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Entregan el secreto para dormir bien en pareja

Pareja durmiendo / BBC Mundo

Pareja durmiendo / BBC Mundo

Mientras más satisfecha esté ella con la relación, mayor sincronía habrá con las horas de descanso y vigilia de él, señaló un estudio. Sin embargo, cuán contento esté él no influye de igual forma; él duerme igual

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dormir en pareja, un placer para algunos, una tortura para otros. Compartir las horas de descanso con otro ser humano, a veces no es tan agradable como se quisiera, por mucho amor que haya de por medio, sobre todo si los horarios de sueño –o las formas de conciliarlo- son distintos. Pero una investigación dice tener la clave para dormir óptimamente de a dos; hay que tener a la mujer feliz con la relación.

A esa conclusión llegaron unos investigadores de la Universidad de Pittsburgh, que entrevistaron a 46 parejas casadas para conocer la calidad de sus relaciones. Tanto hombres como mujeres debieron llevar puestos durante diez días relojes de pulsera que permitieron monitorear cuándo estaban durmiendo y cuándo estaban despiertos.

 Y si bien los resultados obtenidos mostraron que existía una sincronía entre estado de vigilia y sueño entre las parejas, en un 75% de las veces, este porcentaje aumentaba notoriamente cuando la mujer se sentía a gusto con su relación amorosa.

“Casi todo lo que se sabe sobre dormir viene de estudios hechos a nivel individual, pero para la mayoría de los adultos, el dormir es un comportamiento compartido (…) El cómo una pareja duerme junta puede estar influenciado por el funcionamiento de la relación”, señaló Heather Gunn, autora del estudio que fue publicado online en el Journal Sleep y presentado el 4 de junio pasado en Minneapolis, en la conferencia anual que realiza la ‘Associated Professional Sleep Societies’.

Gunn explicó que la sincronía en los estados de sueño-vigilia eran más parecidos entre una pareja que entre dos individuos escogidos al azar, por lo que se podría deducir que “nuestros patrones de sueño están regulados no solo por cuándo dormimos sino que con quién dormimos”.

Por otro lado, su investigación arrojó como resultado que cuando es el hombre quién tiene conflictos con la relación o no se siente muy satisfecho con ella, no parece influenciar esto en su descanso. Es decir, duerme igual y no afecta el sueño de su pareja.