• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Encuesta revela cuáles son los pasajeros más molestos en un avión

A todos molesta el pasajero que se duerme en el hombro de su vecino / Foto angloberry.com

A todos molesta el pasajero que se duerme en el hombro de su vecino / Foto angloberry.com

La lista, realizada por Expedia, la encabezan los pasajeros que golpean constantemente el asiento delantero con las rodillas o con los pies

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todos tenemos nuestra propia lista de intolerancias al momento de viajar en un avión. A unos les molesta la pasajera que no para de hablar, a otros el pasajero que se duerme en su hombro o la familia que cree que aún está en el parque de Disney. El asunto es que Expedia decidió reunir todas esos perfiles que aparecen en un vuelo para crear un ranking de los pasajeros que más molestan durante un vuelo. Y estos fueron los resultados:

La lista la encabezan los pasajeros que golpean constantemente el asiento delantero con las rodillas o con los pies. Si, los que no se cansan de darle tac, tac y creen que los de adelanten no se dan cuenta. Este comportamiento fue calificado como molesto por 61% de los estadounidenses.

Le siguen muy de cerca los padres desatentos que dejan que sus hijos corran por los pasillos del avión o que lloren o griten si parar. Ellos generan el 59% del rechazo de los encuestados por Expedia.

En la tercera posición se encuentran los pasajeros aromáticos que activan el sentido del olfato del resto de los pasajeros. Pero no precisamente por los agradables aromas que emanan. Este grupo despierta el rechazo de los pasajeros tanto como aquellos que no miden el volumen de la música ni su tono de voz.

El resto de las posiciones se la repartieron quienes se pasan de copas dentro del avión, los que están apresurados por salir, los reclina asientos y los que ocupan los compartimientos de arriba que no le corresponden.

Este tercer estudio de Expedia sobre la etiqueta en los aviones se realizó a 1.019 pasajeros adultos estadounidenses seleccionados al azar para clasificar los comportamientos más molestos.