• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Embarazadas ansiosas tienen hijos que lloran más

Los bebés recogen y aprenden las señales emocionales muy pronto / Foto Cortesía Emol

Los bebés recogen y aprenden las señales emocionales muy pronto / Foto Cortesía Emol

Según un estudio la causa está en el estrés que vivió la madre antes y durante el proceso de gestación. Se podría ver afectado el desarrollo del cerebro del niño

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Que un bebé sea inquieto en sus primeros días puede ser complicado porque requiere de mayor esfuerzo en su cuidado.

Pero que un recién nacido no pare de llorar o que todas sus expresiones sean de llanto, puede llegar a ser realmente agotador y muy preocupante a la vez.

Las causas de este comportamiento estarían en el estrés y la preocupación que haya experimentado la madre antes del embarazo, según el estudio difundido en la revista de enfermedades de la infancia, Archives of Disease in Childhood.

El estudio, donde se analizaron a 300 mujeres, determinó que las madres que sufrieron ataques de pánico o exceso de preocupaciones antes de quedar embarazadas tienen más del doble de probabilidades de que su hijo o hija llore en forma excesiva.

“No sabemos aún por qué existe este vínculo, pero hemos concluido que las madres que sufren de ansiedad pueden tener un estilo de crianza más ‘intrusivo’, lo que podría causar el llanto del bebé”, explicaron los investigadores en una nota publicada en el Daily Mail.

La ansiedad

A las madres que participaron en la investigación se les hizo un seguimiento continuo hasta que los hijos cumplieron los 16 meses de edad.

En un inicio, las mujeres se encontraban en las primeras etapas del embarazo y se les preguntó acerca de su historia personal, en relación a situaciones vividas que les hubieran provocado ansiedad, depresión o estrés.

Luego, se les entrevistó durante el embarazo para conocer cómo manejaban su estado y finalmente, se les volvió a estudiar posterior al parto y cuando los hijos cumplieron más de un año.

Cerca de 10% de las mujeres entrevistadas informó que sus hijos presentaron un llanto excesivo después del parto. Este porcentaje, en un análisis más detallado, demostró que estos bebés habían nacido de madres con trastornos de ansiedad significativos.

Desde esa perspectiva, los expertos explican que el llanto de un bebé en forma exuberante, puede deberse a la excesiva producción de hormonas del estrés de la madre durante el embarazo, lo que puede atravesar la placenta y afectar el desarrollo del cerebro del niño.

La divulgación del estudio busca llamar la atención a las mujeres que sufren ansiedad y quieren tener hijos, para que sean conscientes de que ese estado se puede transmitir a los hijos y por tanto, deben ser apoyadas antes y durante la maternidad en forma oportuna.

Los investigadores además advirtieron que la ansiedad provoca que las madres se vuelvan hiper vigilantes, que se angustien por el llanto y que se sientan rechazadas por sus hijos.

Por eso, advirtieron los especialistas en paternidad ligados a la publicación, que se debe atender los estados emocionales de la madre en forma inmediata, porque ellas pueden entrar en un ciclo negativo y traumático cuando los chicos lloran más.

“Cuanto más se preocupan, menos duermen ni se calman y los niños responden de la misma manera a esos estados alterados”, indican.

“Intuitivamente es más probable que una madre tranquila, relajada, cómoda y segura pueda ayudar a su niño a regular su llanto en forma más efectiva que una madre ansiosa, ya que los bebés recogen y aprenden las señales emocionales muy pronto”, afirmaron en Archives of Disease in Childhood.