• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Elián González quiere volver a EE UU a dar las gracias

Elián junto a su padre Juan Miguel González/ Foto: El Nuevo Día

Elián junto a su padre Juan Miguel González/ Foto: El Nuevo Día

Cree que en un futuro llegará el momento en que volverá a pisar suelo estadounidense

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando se le pregunta a Elián González cuál es su sentimiento sobre la reanudación de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos su respuesta es simple: “esto es un paso para que nuestros pueblos se unan”.

Elián González fue el niño que entre 1999 y 2000 fue el principal actor de un drama que creó uno de los incidentes más importantes en la tensa relación entre Cuba y Estados Unidos, pues llevó las relaciones diplomáticas no al terreno económico, político o militar, sino al del seno de la familia.

Hoy, Elián es un joven de 22 años, que estudia ingeniería en la provincia de Matanzas y mira con particular interés el desarrollo del acercamiento diplomático que ocurre entre Estados Unidos y Cuba. Tiene sus ideas políticas claras, además de sus sentimientos, pues quiere que su familia en Miami recapacite, acepte su punto de vista y se abra una puerta para volver a Estados Unidos en paz

El Nuevo Día lo encontró y conversó con él en un acto en el memorial de José Martí en el Cementerio Santa Ifigenia de Santiago de Cuba, ciudad que celebra este fin de semana sus 500 años de fundación y acogerá la fiesta nacional cubana del 26 de julio.

END: Tu caso fue el ejemplo de cuán tensas llegaron a ser las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. El hecho de que las relaciones entre ambos países se hayan restablecido, ¿qué te provoca?

EG: Es algo que muchas veces los cubanos vimos como imposible, porque aunque a veces las políticos de los gobiernos nos separen, yo supe del amor del pueblo americano, de cómo el pueblo americano se solidariza con las causas justas, que es un rasgo a semejanza del pueblo cubano. Fui partícipe de ese amor del pueblo americano en cada lugar que mi papá le pidió ayuda, siempre salieron a dársela. Y que hoy esto sea un paso más adelante para que nuestros pueblos se unan, es una posibilidad mejor que cualquier otra riqueza que pueda traer. Lo más grande es el acercamiento entre los dos pueblos y las muchas familias que se han visto separadas fundamentalmente por razones económicas, producto del bloqueo y las políticas que tratan de aislar a Cuba. Ellos se han dado cuenta y han reconocido que ha sido una política fallida y que Cuba ha logrado resistir y vencer esas políticas, y ha logrado salir adelante a pesar de ese intento de aislamiento por tantos años.

END: En lo personal, ¿qué oportunidades te abre a ti todo este proceso de restablecimiento de relaciones para intentar reconectar o fortalecer los lazos con tu familia en Estados Unidos?

EG: El vínculo con mi familia en Estados Unidos es un vínculo que se perdió desde aquel entonces por la forma de actuar poco familiar que tuvieron, porque más que la política, más que el dinero, yo era sólo un niño y lo correcto era que estuviera con mi padre. Y ellos, siendo su familia, le dieron la espalda a mi papá. Pero si dospotencias tan grandes como los Estados Unidos y Cuba dan el brazo a torcer y planean mejorar las relaciones, por qué nuestra familia no puede hacerlo también. Yo estoy dispuesto a perdonarlos, siempre y cuando estén dispuestos a aceptar que se equivocaron y pedirle perdón a mi padre. No tanto a mí, como a mi padre es que deben pedirle perdón, porque a él fue que hicieron sufrir y lo hicieron pasar tan malos momentos de estar alejado de mí. Siempre y cuando ellos reconozcan que no fueron la mejor familia que se pudo decir, nosotros estamos dispuestos a aceptarlos y a volver a tener los vínculos de siempre.

END: ¿Valió la pena para ustedes pasar por todo esa experiencia?

EG: Creo que sí. Al final, yo estoy feliz en Cuba, estoy feliz con mi padre, que es con quien debo estar. Es la muestra de que mi papá no se equivocó, no tomó la decisión incorrecta, porque hoy yo lo apoyo con la decisión que tomó. Mi caso es la muestra de que las luchas que ha venido peleando el pueblo cubano no han sido en vano. En Cuba lucharon porque yo esté aquí y aquí estoy, muy feliz. Este pueblo ha luchado y resistido durante tantos años, que ese proceso que se está dando, que tenemos los dos pueblos en un plan de restablecimiento de relaciones y acercamiento, pues es la mejor medida de que todo ha valido la pena.

END: Volver a Estados Unidos, rememorar lo que viviste allí, ¿es una opción para ti?

EG: No recuerdo mucho los Estados Unidos como para rememorar cosas y decidirme ir a revivir viejas memorias. Pero si tuviera la oportunidad en el futuro lo haría, ¿por qué no? No es que lo tenga en los planes inmediatos, pero si se me diese la oportunidad, no tengo ningún temor ni nada por el estilo para volver. No le guardo rencor al pueblo norteamericano ni nada parecido, todo lo contrario, le tengo gran aprecio y amor porque fue partícipe de esa lucha para sacarme. Sería genial en su momento poder ir allá y a cada persona que jugó un rol importante darle el agradecimiento y retribuirle ese amor. Hubo gente que estuvo con mi papá a su lado en esta lucha y quisiera devolverle ese gesto de amor, porque es lo mejor que puedo hacer en retribución a lo feliz que me siento por lo que hicieron conmigo.

De acuerdo su padre

Y qué dice su papá, Juan Miguel González, sobre la posibilidad de un acercamiento con su familia en Miami.

“Las intenciones de nuestra familia siempre han sido tener la posibilidad de reconectar con la familia. Todas las puertas están abiertas  y sabemos perdonar”, dijo González, quien ve muchas oportunidades en el recién iniciado proceso de normalización entre Cuba y Estados Unidos.

“Quisiera el proceso de normalización ocurra lo antes posible.  A raíz del caso de Elián realmente el pueblo americano conoció lo que es Cuba. Ellos de Cuba sólo conocían a Fidel Castro y no nos veían como las personas que somos. El caso de Elián  abrió el camino para que los americanos se interesaran por Cuba y hoy en día llegáramos a este gran proceso. Ojalá sea pronto porque queremos agradecerle a todo el pueblo americano por todo lo que hizo por nosotros, por toda la unión y la ayuda que tenemos que agradecerle”, dijo. 

“Sería ideal poder relacionarnos con Estados Unidos, ir allá y que ellos vengan acá. No quisiera que lo que nos pasó a nosotros hubiera sucedido nunca, pero nos pasó y aprendió el mundo entero a abrir los ojos y aprender la realidad y el por qué hay gente que se prestar a hacer por gusto cosas a una familia y a un pueblo”, agregó.