• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Director González Iñárritu desmiente maltratos a Leonardo DiCaprio

La película se estrenará en Estados Unidos el próximo 25 de diciembre/ El Mercurio

La película se estrenará en Estados Unidos el próximo 25 de diciembre/ El Mercurio

No tengo nada que ocultar", dijo el mexicano ganador del Oscar para desmentir que haya puesto en peligro la vida del elenco de The Revenant

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cineasta mexicano Alejandro Gónzález Iñárritu admitió a la revista "The Hollywood Reporter" que el rodaje de su última película,The Revenant, ha sido difícil, pero desmintió que los integrantes del reparto encabezado por Leonardo DiCaprio hayan sufrido daños físicos, como habían informado algunos medios norteamericanos.

"No tengo nada que ocultar", aseguró el realizador. "Hubo problemas, pero ninguno de ellos me avergüenza", dijo el ganador del Oscar 2015 por "Birdman".

La prensa estadounidense había dicho que tanto el reparto como el equipo de producción estaba pasándolo mal en las grabaciones, debido a que se extendieron por más de siete meses en fríos paisajes de Canadá.

The Revenant está ambientada en el siglo XIX y sigue la verdadera historia del explorador Hugh Glass (Leonardo DiCaprio), quien es atacado por un oso y abandonado por su grupo de cazadores al creerlo muerto.

En su odisea para sobrevivir, Glass debe atravesar el frio invierno canadiense y lidiar con tribus en guerra. En medio de todo esto, descubre la traición de su mejor amigo, John Fitzgerald (Tom Hardy). Glass vivió de 1780 a 1833 y es conocido por sus proezas en el noroeste de Estados Unidos.

La prensa había dicho que el cineasta había maltratado a un joven actor durante el registro de una escena desnudo en medio de la nieve. El realizador lo descartó.

"Le pregunté muchas veces '¿Estás bien?' Fui súper considerado, porque es un tipo de 22 años muy agradable". Y cada vez que lo hizo, él le dijo que estaba en condiciones de seguir, indicó.

También se dijo que el nominado al Oscar por "Amores perros" y "Babel" no quiso grabar con ayuda de paisajes virtuales para abaratar costos (la producción se realiza con 90 millones de dólares). Esto tambien lo rechazó.

"Eso es exactamente lo que no queríamos", dijo. "Si hubiésemos grabado con una pantalla verde, con café y todos pasándolo bien, todos estarían contentos, pero la película terminaría siendo una mierda".

"Todos estaban congelados, el equipo dañado, trasladar las cámaras de un lugar a otro era una pesadilla", añadió González Iñárritu, pero aseguró que nadie resultó herido.

"Cuando veas la película, verás su escala, y allí dirás 'wow'" concluyó en conversación con "The Hollywood Reporter" al referirse al proyecto más demandante de su carrera.