• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Desarrollan un nuevo cristal antibalas a base de arcilla

Los creadores aún no han revelado el posible costo de este nuevo material | Foto: El Comercio

Los creadores aún no han revelado el posible costo de este nuevo material | Foto: El Comercio

Este material es mucho más resistente y ligero, lo que no supondrá un gran peso añadido a los vehículos que lo usen

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Investigadores de la fuerza naval de los Estados Unidos desarrollaron Spinel, un nuevo tipo de material que utiliza como elemento base la arcilla para crear una versión mejorada del cristal antibalas tradicional.

Desarrollado por el US Naval Research Laboratory, Spinel se forma al calentar arcilla sintética en polvo, para luego ser comprimida al vacío. El resultado de este proceso es un material tan resistente como el cristal antibalas que se utiliza en todo el mundo, pero con muchos otros factores que lo hacen superior y, aparentemente, la evolución de este material.

Por ejemplo, este nuevo cristal es mucho más moldeable al momento de su elaboración, lo que quiere decir que puede tomar muchas formas distintas.

Otra de sus mejores características es que no bloquea el paso de la luz, a diferencia del cristal antibalas tradicional (que es fabricado al unir capas de vidrio y plástico). Esto quiere decir que se podría usar el nuevo material para proteger cámaras de seguridad o vigilancia, sin que se vea afectado su campo visual ni la nitidez de imagen.

Spinel es mucho más resistente y ligero, por lo que no supondrá un gran peso añadido a los vehículos que lo lleven, ya sean para uso militar (camiones, drones, etcétera) o para vehículos blindados para civiles.

El Dr. Jas Sanghera, el principal responsable de esta investigación, lo describe como un material mucho más fuerte y que ofrecerá mayor protección al usuario en los ambientes más hostiles.

Los creadores aún no han revelado el posible costo de este nuevo material, pero por ahora sus responsables aseguran que compartirán su investigación y desarrollo con todo el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, para así estudiar si es viable su producción en masa para los nuevos vehículos de uso militar en el país.