• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Desarrollan un expresivo robot que responde a gestos humanos

Han podría posicionarse como una alternativa a la presencia de una persona en la recepción de una oficina, centro comercial u hotel | Foto: La Nación

Han podría posicionarse como una alternativa a la presencia de una persona en la recepción de una oficina, centro comercial u hotel | Foto: La Nación

"Han" es un humanoide que combina un sistema de reconocimiento facial junto a una serie de mecanismos que le permiten tener la habilidad de sonreir y mantener la vista ante un interlocutor, entre otras acciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tareas simples como mantener un contacto visual y establecer una animada pero simple conversación con otras personas puede ser algo sencillo pero repetitivo para un humano que debe estar en una recepción o una visita guiada a un museo. Para este tipo de situaciones, los desarrolladores de la empresa Hanson Robotics crearon "Han", un humanoide diseñado con una piel de goma que le permite responder a gestos y expresiones mediante un sistema que combina diversos sistemas mecánicos y de reconocimiento facial.

Con cámaras ubicadas en su hombro y en sus ojos, "Han" puede mantener contacto visual con una persona y reaccionar con diversas muecas y expresiones que se ejecutan bajo un mecanismo controlado por unos 40 motores internos. A su vez, el humanoide cuenta con una función de reconocimiento de voz para sostener una simple conversación con los humanos.

Hanson Robotics planea preparar una versión femenina de su humanoide, denominado Eva, y su llegada al mercado está planeada para fines de este año.

Han podría posicionarse como una alternativa a la presencia de una persona en la recepción de una oficina, centro comercial u hotel, o para llevar a cabo una visita guiada en un museo. Como antecedente, el Museo de Ciencia e Innovación de Tokio contrató a Otonaroid y Kodomoroid, dos robots ginoides, con rasgos femeninos, que se desempeñan como asistentes y recepcionistas del establecimiento.

Otros, por su parte, apuestan a humanoides con un formato que se distancian del aspecto humano, como Softbank, que comercializa su robot Pepper para asistir a los visitantes de un centro comercial.