• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Deja salir tu lado “travieso” con tu pareja en la intimidad

Ambos deben tener como meta divertirse

Ambos deben tener como meta divertirse

A veces nos preocupa más qué pensarán que satisfacer nuestras fantasías. No debes tener miedo de expresar lo que deseas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las fantasías sexuales son algo de lo que no debes avergonzarte. Al contrario, tenerlas puede hacer que la relación con tu pareja se fortalezca pues podrán intentar algo diferente que elevará la temperatura al máximo en la habitación.

En una sociedad donde este tema sigue siendo tabú para algunas personas, hay quienes no tienen el valor para contarlas en voz alta por miedo al qué dirán o a la incómoda sensación de tener todas las miradas sobre ellos. Si es tu caso no te preocupes, dar el primer paso es difícil pero todo es más sencillo después.

El primer acercamiento al tema debes tenerlo con tu pareja y estos consejos pueden ayudarte a expresarte mejor. Así que atrévete a dejar de lado tus inhibiciones y comienza a explorar tu lado más sensual.

Cambia de mentalidad: Antes de pensar en realizar tus fantasías sexuales, tienes que prepararte mentalmente para lo que se viene. No te sientas avergonzada en ningún momento, más bien siéntete confiada pues lo que vas a hacer requiere mucha determinación. Recuerda que esto no es solo para ti, sino también para él y mejorará su relación.

Sé clara al hablar: Una vez que tienes el estado mental correcto, es momento de pensar la forma cómo decir las cosas. Nada de rodeos y directo al grano para evitar malentendidos. Explícale qué es lo que sientes y deseas para que él entienda el panorama y si tiene preguntas, respóndelas de la mejor manera posible para que todo quede más claro que el agua.

Busca el momento perfecto: No es lo mismo proponerle a tu pareja hablar del tema mientras miran televisión que durante el juego previo al encuentro sexual. El ambiente es muy importante y, si te das el tiempo para preparar algo especial como una cena romántica o vestirte sexy para la ocasión, tendrás más oportunidades de que diga que sí.

No seas egoísta: Es probable que al tocar el tema, tu pareja también decida contarte sus fantasías. Ahora que tienes las dos propuestas sobre la mesa, no debes olvidar que tanto él como tú esperan sentirse satisfechos al estar juntos. ¿Por qué no arriesgarse un poco más y probar ambas? Eso sí, tengan claro que es una cosa de pareja y ambos deben estar conformes.

Siéntanse cómodos en todo momento: Si es que tu pareja accede a cumplir tu fantasía, recuerda que es algo nuevo y hay que tomarlo con calma. No te apresures y disfruta cada momento placentero, además procura hacerle saber que todo está bien para que él no se sienta inseguro. Si algo sale mal, no te frustres y recuerda que lo más importante es que ambos la pasen bien.

Si no hay respuesta, deja de insistir: Tú puedes estar totalmente dispuesta a probar cosas nuevas pero debes tener en cuenta que no todos están tan abiertos al tema y tu pareja puede ser parte de ese grupo. Si luego de proponerle cumplir tu fantasía su reacción es de incomodidad o rechazo, no insistas. Además, su reacción puede ser una señal de cómo está yendo su relación.