• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Decálogo para recuperar tu vida en pareja después de los hijos

Pareja besándose | Flickr

Pareja besándose | Flickr

Dicen que la vida cambia después de la llegada de un hijo. Pero con un poco de dedicación puedes mantener la chispa encendida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

1. No dejes que tus hijos se conviertan en los reyes de tu cama. La cama es el espacio que tienes con tu pareja y por tanto los niños no deben estar siempre  en el medio. Si ya es muy tarde y tus hijos ya han conquistado ese territorio, busca otro espacio de la casa libre de niños, para convertirlo en el nidito de amor.

2. Separa al menos un momento a la semana para salir los dos solos y no te sientas mal por ello. Tus hijos no lo notarán y ese momento de adultos te vendrá muy bien.

3. No olvides a tus amigos. Es muy importante para la pareja desenvolverse en un entorno social, porque la vida más allá de los hijos existe. Tus amigos agradecerán que no hables de pañales, papillas y biberones. Una noche de conversación, vinos y música le vienen bien también a los chicos: estarás menos resentida y te sentirás renovada.

4. Encuentra el momento para la intimidad. Recuerda que si los acostumbras a horarios fijos, la rutina de los niños jugará a tu favor, así que aprovecha esas siestas o el momento de acostarlos para hacer algo romántico. 

5. Organiza escapadas a solas, no todos los viajes tienen que ser con los niños. Reserva en un spa, un fin de semana o vete a la playa y entrégate, seguro que la abuela está feliz de quedarse alguna vez con sus nietos.

6. Dedica tiempo al ámbito individual. Es importante que los dos tengan tiempo para sus propias aficiones. Tómate la tarde libre para ver una película, pasar horas en tu librería favorita o ir a una exposición mientras los niños se quedan con su padre. Al día siguiente, quédate tú con ellos y que sea tu pareja el que tenga la tarde solo para él.

7. Ponte en los zapatos de tu pareja, reconoce sus virtudes y asegúrate de decírselas. Es muy importante para la relación que los dos se sientan valorados. La urgencia del día a día puede hacerte olvidar de X, Y o Z.

8. Recuerda siempre por qué se enamoraron y qué es lo que te vuelve loca de él. La locura mantiene la chispa encendida. Si sientes que se ha perdido un poco, recupérala haciendo cosas diferentes juntos: prueba cosas nuevas y explora. En este caso la curiosidad no mata al gato sino lo revive.

9. Nunca olvides que eres atractiva. Esto puede ser lo más difícil porque después de tanto tiempo cuidando a un bebe y de convertirte en madre, tu concepto de ti misma ha cambiado, pero sigues siendo sexy y es muy importante recordarlo. La seguridad en ti misma es tu arma de seducción más potente.

10. Jamás olvides que la pareja es el núcleo de la familia y es gracias a ella que el resto existe. Por esta razón debes cuidarla, darle su espacio, su importancia y no abandonarla.