• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Cualquier ciudad es más linda en bici

Amsterdam no tiene sistema público de alquiler de bicicletas, pero es muy fácil encontrar locales de alquiler / Foto tours.amsterdamcitytours.com

Amsterdam no tiene sistema público de alquiler de bicicletas, pero es muy fácil encontrar locales de alquiler / Foto tours.amsterdamcitytours.com

El subeditor de Actualidad en lanacion.com y autor del blog Baires en Bici explica por qué pedalear es la mejor manera de hacer turismo urbano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 

La mejor manera de conocer una ciudad es en bicicleta. Pedalear te permite mirar el paisaje y detenerte si viste algo que te llamó la atención o si quieres tomar algo. A pie no se pueden hacer trayectos tan largos y en auto o microbùs no existe la posibilidad de bajarse donde y cuando uno quiere.

En bici recorrí varias ciudades, como París, Àmsterdam, Lisboa, San Francisco, Río de Janeiro y Montevideo. A la alegría de hacer turismo por lugares inexplorados, se le suma la agradable sensación del viento en la cara y esa libertad que solo da la bicicleta.

Hay lugares mejor preparados que otros, aunque cada vez las ciudades se están volviendo más amables para el ciclismo urbano e incluso cuentan con sistemas públicos de préstamo de bicicletas. Antes de viajar, vale la pena buscar en Internet para saber si la ciudad de destino cuenta con bicis públicas y, si no, rastrear adónde se puede alquilar una. Esto, en el caso de que no seas un fanático que viaja con su propia bici plegable.

Uno de mis recuerdos más lindos de un viaje es pedalear del Arco del Triunfo a la torre Eiffel y luego recorrer los márgenes del Sena, para después parar a tomar un café en Champs Elyseé. París cuenta con un sistema de préstamo de bicicletas excelente, llamado Velib, con una flota de 20.000 bicis, muy robustas y con cambios. Hay 1.800 estaciones repartidas por toda la ciudad y en la zona central prácticamente te tropiezas con una a cada paso.

También Ámsterdam me causó una fuerte impresión. Por más que a uno le cuenten o vea fotos, es impactante llegar y comprobar que la bici es el principal medio de transporte. En la capital de Holanda se anda en bicicleta aunque llueva, en todo caso se protegen con un paraguas o un sobretodo. Amsterdam no tiene sistema público, pero es muy fácil encontrar locales de alquiler. En los días que pasé allí anduve en bicicleta como nunca, perdiéndome una y otra vez por las calles que bordean los canales, incluso bajo una torrencial tormenta nocturna, para no ser menos que los locales.

La más amigable. Este año, Copenhague desplazó a Amsterdam como la mejor ciudad del mundo para andar en bici, según el ranking de la organización especializada Copenhaguenize, por lo que tengo muchas ganas de visitar la capital danesa. En ese ranking, Buenos Aires ocupa el puesto 14.

Otra linda experiencia fue, en San Francisco, cruzar el Golden Gate en bici hasta llegar al pueblo de Sausalito. Eso sí, la vuelta hay que hacerla en ferry porque es cuesta arriba y ya las piernas no responden.

Cualquier ciudad es más linda en bici. Incluso en Buenos Aires un porteño puede descubrir lugares nuevos aventurándose por las ciclovías y bicisendas con ojos de turista.