• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Crean la primera extremidad cultivada en laboratorio

Nueva técnica de cultivo promete que se desarrollen en el futuro extremidades para el uso en humanos | Elcomercio.com

Nueva técnica de cultivo promete que se desarrollen en el futuro extremidades para el uso en humanos | Elcomercio.com

Un grupo de médicos estadounidenses logró generar una extremidad de una rata

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Uno de los grandes retos que tiene la medicina, es el de reponer órganos o miembros en seres humanos que los necesiten por enfermedad o accidente. Ahora, un equipo de médicos del Hospital General de Massachusetts logró cultivar en un laboratorio la extremidad de una rata, incluidas las funciones vasculares y tejido muscular.

Para lograr este hito médico, los investigadores utilizaron células madre para cultivar los músculos, mientras que las venas fueron trasplantadas a partir de células del propio roedor. La clave del éxito del desarrollo de esta extremidad, según los médicos, fue precisamente utilizar material genético del animal reduciendo el riesgo de rechazo de transplante y removiendo la necesidad de usar drogas inmunosupresoras.

"La naturaleza compuesta de nuestras extremidades, hace que la construcción de un reemplazo biológico funcional sea particularmente difícil. Las extremidades contienen músculos, hueso, cartílago, vasos sanguíneos, tendones, ligamentos y nervios. Cada uno tiene que ser reconstruido y requiere una estructura de soporte específico llamado matriz", explica el Harald Ott, médico del Departamento de Cirugía y del Centro de Medicina Regenerativa del mencionado hospital.

"Hemos demostrado que podemos mantener la matriz de todos estos tejidos en sus relaciones naturales entre sí, que podemos cultivar toda la construcción durante períodos de tiempo prolongados, y repoblar el sistema vascular y la musculatura", agrega.

Una de las ventajas de utilizar este método, en lugar de prótesis robóticas, es que el cerebro no tiene que entrenarse para controlar estos nuevos miembros, además de poder sentir superficies, presión y temperatura, indican los científicos.

Este logro todavía está lejos de aprobarse para uso en humanos, pero en esta primera fase de investigación marca un precedente importante en el desarrollo de este tipo de técnica médica, asegura Ott.