• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Crean dispositivo que detecta reaparición del cáncer de mama

El cáncer de mama es el segundo cáncer con mayor incidencia en muchos países del mundo |Foto: El Comercio |Perú

El cáncer de mama es el segundo cáncer con mayor incidencia en muchos países del mundo |Foto: El Comercio |Perú

Los creadores creen que esta tecnología podría ser usada también para tratar el cáncer de páncreas y de próstata

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un equipo científico de la Universidad de Michigan (EE UU) ha desarrollado un pequeño dispositivo capaz de detectar la reaparición del cáncer de mama en pacientes e incluso frenar la propagación de la enfermedad a otros órganos.

La institución explicó que el dispositivo, similar a una esponja, atrae a las células de cáncer en el torrente sanguíneo antes de que formen tumores en otras partes del cuerpo.

Las pruebas con ratones de laboratorio han demostrado que el aparato, hecho de un material que ya es ampliamente utilizado en suturas quirúrgicas y que se disuelve con el tiempo, atrae números detectables de células cancerosas antes de que sean visibles en otro lugar.

Los médicos podrían controlar, en las personas que han padecido cáncer de mama, la recurrencia de este mal a través de una exploración no invasiva.

"El cáncer de mama es una enfermedad que puede reaparecer durante un largo período en la vida de un paciente, y a menudo es muy difícil de detectar una recurrencia hasta que el cáncer se establece en otro órgano”, afirmó la doctora Jacqueline Jeruss, profesora asociada de cirugía en el Centro Integral del Cáncer de la mencionada universidad.

“Algo como esto podría controlarse durante años y podríamos utilizarlo como un indicador temprano de recurrencia”, agregó.

El cáncer, una propagación específica

La idea del dispositivo nació a partir del conocimiento de que las células cancerosas no se propagan de forma aleatoria, sino que son atraídas a áreas específicas dentro del cuerpo, indicó Jeruss.

"Nos propusimos crear una especie de señuelo, un dispositivo que es más atractivo para las células de cáncer que otras partes del cuerpo del paciente”, dijo por su lado Lonnie Shea, profesor de bioingeniería e ingeniería química en la Universidad de Michigan.

“Actúa como un canario en la mina de carbón. Y al atraer las células cancerosas, las dirige lejos de órganos vitales”, añadió.

Las células cancerosas fueron atraídas por las células inmunes en el dispositivo, donde echaron raíces en pequeños poros diseñados para ser hospitalarios con ellos.

Atrapadas en el implante

La investigación también encontró que las células capturadas por el implante no se agruparon en un tumor secundario, como lo harían normalmente.

“Nos sorprendió francamente el ver que las células cancerosas parecieron dejar de crecer cuando llegaron al implante”, dijo Shea.

“Vimos las células individuales en el implante, no una masa de células, como verías en un tumor, y no vimos ninguna evidencia de daño al tejido circundante”, explicó.

El equipo está evaluando tecnologías de escaneo no invasivas que podrían ser utilizados para controlar el dispositivo, que en el caso de los humanos podrían ser un poco más grande que el borrador de un lápiz.

Si bien es probable que aún pasen varios años para su uso en pacientes, Shea cree que la tecnología podría ser utilizada para otros tipos de cáncer, incluyendo páncreas y cáncer de próstata.

El equipo está trabajando ahora para comprender mejor por qué las células cancerosas son atraídas a las áreas específicas del cuerpo y por qué son tan fuertemente atraídas por el dispositivo, lo que podría dar una nueva visión de cómo se expande el cáncer y cómo detenerlo.