• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Couchsurfing Hospedaje sin costo

La modalidad exige que el huésped se convierta luego en anfitrión

La modalidad exige que el huésped se convierta luego en anfitrión

A través de una página de Internet, millones de personas ofrecen y reciben alojamiento gratis

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La idea nació en el año 2004 en Estados Unidos y se basa en que una persona ofrece alojamiento –en un principio fue su sillón, de ahí su nombre en inglés– a otro viajero, que deberá hospedarlo de vuelta.

“Hay gente que lo hace para aprender idiomas, es decir prefiere a extranjeros que ciudadanos locales. Uno conoce amigos de otros lados y es una buena oportunidad para quienes buscan un intercambio cultural”, cuenta Abuhabda, que por estos días está “pagando” su estadía en Asia y Europa. Esto, porque el 29 de noviembre él tuvo que recibir a una pareja de canadienses en su casa de Ñuñoa, en Santiago de Chile.

“Yo lo hice para dar las gracias por la gente que me recibió en otros países”, agrega el profesional, detallando que quienes quieran participar de esta red social deben ingresar al sitio www.couchsurfing.com.

¿Pero qué ventajas tiene recibir a un desconocido en casa? “A veces uno está amarrado a los horarios del dueño de casa. Pero esto es como la vida, hay gente buena y gente mala”, sentencia el joven.

Sin embargo, hay quienes indican también que es una “excelente experiencia”, tal como describe Francisca Padilla (de 27 años de edad), al recordar su viaje a Brasil el año pasado. Ella y una amiga decidieron “surfear” en el sillón de tres personas en Río de Janeiro justo en la época del Carnaval.

“Te haces muchos amigos de otros países y te ahorras un montón de plata”, explica la muchacha, quien también ha recibido a extranjeros en su departamento de Santiago Centro.

“La página tiene un buen sistema, donde la gente hace preguntas y te califican. Soy testigo de que funciona muy bien”, agrega.

Uno de ellos es Felipe Mardones (de 28 años), que recibe a extranjeros en Reñaca, en Viña del Mar. Y pese a que da prioridad a las mujeres “por ser más tranquilas”, este joven ha podido igualmente viajar por Suramérica. “Es un buen sistema. Además, le gente que te recibe es siempre el mejor guía turístico en una ciudad”, explica.

 

La cifra

9 millones de personas, en 120.000 ciudades distintas, ofrecen su hogar como alternativa de alojamiento, según la página www.couchsurfing.com.