• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Correr bicicleta podría causar disfunción eréctil

 Andar en bicicleta puede ser positivo y perjudicial para el cuerpo, por eso es necesario encontrar un balance | Foto: BBC Mundo

La silla debe ser lo suficientemente amplia como para soportar los huesos en los que te sientas | Foto: BBC Mundo

Conoce cómo afecta este ejercicio y qué medidas puedes tomar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Existe el debate de cuál es el mayor causante de lesiones genitales en los Estados Unidos. Muchos se le adjudican los traumas a golpes recibidos por balones de fútbol, pero un estudio ha revelado que aproximadamente 4,000 lesiones genitales ocurridas cada año son a causa de correr bicicletas, reportó el portal Yahoo Health.

Además de lesiones agudas, con el tiempo las bicicletas pueden causar problemas como entumecimiento y disfunción eréctil, destacó un estudio publicado en la revista Urology.

Como puedes asumir, la conexión entre el correr bicicleta y disfunción eréctil tiene que ver con que  la silla de montar aprieta de manera constante en el área genital. Idealmente, el peso del ciclista debe estar apoyado en el área ancha del sillín, pero aunque éste sea hecho a la medida, va ha haber presión en las estructuras más sensitivas- algo que los doctores indican que pede provocar  flacidez con el tiempo.

“Cuando el peso del cuerpo del ciclista está dirigido hacia la parte frontal del perineo, puede ser transmitido a los vasos sanguíneos, los nervios y hasta el pene”, afirma el autor del estudio, el doctor Frank Van de Aa.

Esta presión puede comprimir los vasos sanguíneos que llegan al pene, disminuyendo el flujo de sangre, mencionó el doctor. Mientras más tiempo estén comprimidos, mayor es el daño.

En adición, el tejido eréctil pierde elasticidad y desarrolla cicatrices, lo que puede causar disfunción eréctil.

También existe la posibilidad de daño en los nervios, mencionó el urólogo Gregory Mitchell.

La presión en el perineo puede comprimir la arteria principal (la arteria pudenda) el nervio que suplen sangre y la sensación al área genital. “Necesitas un buen flujo sanguíneo hacia el miembro para lograr la erección. Tener esta arteria pillada entre la silla de la bicicleta y el hueso púbico puede interrumpir este flujo tan vital, causar entumecimiento y hasta disfunción eréctil”, añadió.

¿Qué debes tomar en cuenta?

Existen algunas medidas que debes evaluar para reducir la presión en los nervios y vasos sanguíneos mientras montas tu bicicleta.

-  La silla debe ser lo suficientemente amplia como para soportar los huesos en los que te sientas. La única manera de saber es sentándote y mirando donde cae tu peso mientras corres la bici. Muchas tiendas de bicicleta te dejan probar el sillín mientras estás visitando su establecimiento.

- Los asientos sin “nariz” o punta ponen menos presión en el perineo, refleja el estudio. Lo más importante es que te sientas cómodo mientas te ejercitas. “Hay una gran variación anatómica en las personas, por lo que la silla que es cómoda para una persona, quizás es intolerable para otra”, mencionó Mitchell.

- Si se te entumece el órgano viril, es probable que la silla no encaje bien con tu cuerpo. Aunque el entumecimiento no necesariamente lleva a la disfunción eréctil, investigaciones sugieren que la mayoría de los hombres que padecen de flacidez, experimentaron calambres e inmovilidad primero.

- Puede que necesites ajustar el ángulo en que está posicionado tu asiento, pedales y manubrio.

- Una publicación enfatizó que el montar bicicleta más de tres horas por semana eleva el riesgo de padecer alguna lesión genital y problemas de erección. Como este ejercicio ayuda en aspectos cardiovasculares, se recomienda que se practique con moderación.