• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Corea del Norte niega estar detrás de los ciberataques contra Sony

Foto: EFE

Foto: EFE

Un portavoz de la Comisión Militar central del país asiático aseguró que "el hackeo puede haber sido un acto de justicia de los partidarios y simpatizantes" de la nación en respuesta a la producción de The interview

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Corea del Norte negó este domingo a través de un comunicado de su agencia estatal de noticias estar detrás del misterioso ciberataque que sufrió el estudio Sony Pictures, responsable de la película The Interview, que caricaturiza al líder Kim Jong-un.

Un portavoz no identificado de la Comisión Militar Central acusó en el comunicado a "las autoridades títeres surcoreanas" de extender el "rumor" de que Pyongyang está detrás del ciberataque.

También dijo que Corea del Norte desconoce "por qué fechorías se ha convertido en el objetivo del ataque" el estudio hollywoodiense.

El ataque informático se produjo poco después de que el 28 de noviembre el régimen de Pyongyang amenazara con un "severo castigo" a los autores de The Interview, comedia protagonizada por Seth Rogen y James Franco sobre un plan de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense para asesinar al líder norcoreano.

Sony informó de que una "larga cantidad de datos confidenciales" fueron robados, incluyendo cinco películas de la compañía, y muchos medios y expertos señalaron a Corea del Norte como responsable de la acción.

El portavoz norcoreano condenó el que Washington convirtiera al régimen de Pyongyang "en objetivo de la investigación" posterior y el que Seúl "vinculara sin base alguna el ataque de piratas informáticos con la República Popular de Corea".

A su juicio, "el hackeo contra Sony Pictures puede haber sido un acto de justicia de los partidarios y simpatizantes" de Corea del Norte en respuesta a la producción de The interview.

La película, que se estrenará el próximo 25 de diciembre en Estados Unidos, no se proyectará en Corea del Sur con el fin de evitar más tensiones en las siempre complicadas relaciones con el vecino comunista del Norte.

Ambos países siguen técnicamente en guerra ya que el conflicto que los enfrentó entre 1950 y 1953 se cerró con un armisticio en vez de con un tratado de paz.