• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Control prenatal puede prevenir defectos congénitos en bebés

Cuidados antes del embarazo pueden prevenir ciertas malformaciones en el desarrollo del bebé, según experta |Foto: El Comercio |Perú

Cuidados antes del embarazo pueden prevenir ciertas malformaciones en el desarrollo del bebé, según experta |Foto: El Comercio |Perú

Especialista del Hospital Rebagliati señala que defectos congénitos son la segunda causa de muerte en niños menores de 1 año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un embarazo planificado permite que la pareja acceda a los cuidados y controles prenatales necesarios que aseguran un adecuado crecimiento fetal. Esto previene el riesgo de defectos congénitos en el recién nacido lo que, además de poner en riesgo su vida, afectará la calidad de su desarrollo, asegura especialista del Hospital Rebagliati.

"Las malformaciones congénitas son la segunda causa de muerte en niños menores de un año, representando en su conjunto casi el 15% de muertes en la primera infancia”, aseguró la Ana Prötzel Pinedo, jefa del Servicio de Genética del Hospital Rebagliati.

La madres deben tener un esquema de inmunizaciones completo en enfermedades como la rubéola, influenza, hepatitis B y C, ya que muchas enfermedades virales pueden alterar el desarrollo fetal en los primeros meses de gestación, recomienda.

También es importante asegurar para ellas un adecuado estado nutricional, con aporte adecuado de ácido fólico y hierro, así como una alimentación balanceada, que debe mantenerse durante toda la gestación.

La especialista explicó que los defectos congénitos en estos niños pueden ser causados por factores genéticos, ambientales o infecciosos.

“Las anomalías más frecuentes son los defectos del sistema nervioso central y del tubo neural (microcefalia, hidrocefalia o mielomeningocele), las cardiopatías congénitas (defectos de cierre de los tabiques cardiacos, estenosis pulmonar), tracto intestinal (atresia esofágica, malformación ano-rectal) y urogenitales (malformaciones renales, trastornos de la diferenciación sexual)”, detalló.

Prötzel Pinedo señaló que los bebés que sobreviven con estas condiciones desde su nacimiento, aumentan su riesgo de discapacidades a largo plazo, lo que genera un gran impacto en los afectados, sus familias, los sistemas de salud y la sociedad en su conjunto.

A nivel mundial, este tipo de problemas afecta a uno de cada 33 niños nacidos. Se estima que al año en el mundo nacen ocho millones de niños con defectos congénitos.