• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Consejos para sobrevivir a un viaje en avión con un bebé

El pequeño debe ir en el regazo de uno de los padres con un cinturón de seguridad especial / Foto travelandleisure

El pequeño debe ir en el regazo de uno de los padres con un cinturón de seguridad especial / Foto travelandleisure

Cuando se planifican unas vacaciones en familia puede generar mucha ansiedad a los padres el pensar cómo llevar al bebé en el avión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La mayoría de las aerolíneas ofrecen múltiples tipos de boletos que tienen características como la edad o condición física del bebé. Las compañías exigen grandes cuidados en los momentos más delicados, como el despegue y el aterrizaje.

Durante ambas fases es recomendable que tanto los pequeños como los adultos estén consumiendo caramelos o chicles para evitar posibles dolores en los oídos. En cambio, con los bebés se tiene que utilizar tetinas o chupones, para que tengan la boca semiabierta.

Si se quiere viajar con un bebé menor de siete días de nacido, es imposible que una aerolínea ofrezca algún tipo de pasaje para ellos.

Los niños menores de dos años no pagan boleto de avión, por lo que no tienen un asiento. El pequeño deberá ir en el regazo de uno de los padres con un cinturón de seguridad especial.

En cambio, si tiene entre 2 y 12 años tiene que pagar una tarifa diferencial en función al trayecto y, por supuesto, tiene derecho a un asiento.

Al planear un viaje se tienen que preparar con anterioridad los documentos requeridos del bebé, ya que estos serán solicitados por los servicios policiales del país al que viajarán.

Si el vuelo es de larga distancia, es aconsejable vestir al bebé con ropa muy cómoda y sencilla de remover, de esta forma será más rápido cambiar los pañales. En el equipaje de mano nunca debe faltar un abrigo y medias, esto es por si varía la temperatura del avión.

Si el niño tiene tendencia a marearse es importante evitar alimentarlo excesivamente en las dos horas previas al vuelo. Se puede llevar en el equipaje de mano un medicamento contra el mareo, además, se tienen que incluir varios teteros esterilizados, comida habitual del bebé, sus juguetes preferidos y un botiquín de primeros auxilios.

Los bebés son muy susceptibles a la deshidratación, por ello se deben mantener hidratados a cada momento.

Cuando se viaja con un bebé con resfriado es aconsejable aplazar el vuelo, debido que los factores como la altitud puede afectarlo negativamente, empeorando así su condición.