• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Consejos para que tu perro se porte bien

Te va a dar un poco de trabajo al principio pero ya verás que llegará un punto en que se quedará tranquilo | Foto: EL Nuevo Día

Te va a dar un poco de trabajo al principio pero ya verás que llegará un punto en que se quedará tranquilo | Foto: EL Nuevo Día

Es necesario evitar acostumbrar a los canes a ciertas cosas cuando están cachorros, como pedir comida. La mejor manera de lograrlo, es educarlo desde que está pequeño

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dicen que los buenos modales se enseñan en casa. Lo mismo aplica a los perros. Ver un perro que se comporte bien en un elevador o restaurante es algo que deja a muchos atónitos. De igual manera, por más que a alguien le gusten los animales, estar en un elevador con un perro incontrolable puede ser una experiencia desagradable.

Lo que se considera como el "mal comportamiento" de los perros ocurre por instinto y porque los humanos lo provocan. De pequeños algunas personas les permiten que pongan las patas encima y que halen la cadena al ir de paseo.

Sin quererlo podrías estar causando refuerzo positivo para premiar conductas indeseadas por ti pero que para ellos son naturales. Por lo tanto, la solución sería premiar las acciones deseadas desde que son pequeños. Premiarlo cuando se siente, cuando no esté mordiendo, cuando camine tranquilo a tu lado, entre otros.

La autora es entrenadora de perros en Lucky Pet. Para información visita www.luckypetpr.com.

Para poder llevar a tu perro a todas partes sin que se convierta en un estorbo para otras personas, aquí hay algunos consejos que te serán útiles. Lo primero que debes hacer es enseñarle los comandos básicos en tu hogar o un lugar controlado. Que se siente, se acueste, se quede y camine a tu lado con solo darle sus comandos.

En los elevadores

Para los elevadores vas a utilizar los comandos de "sit" y "stay".

Vivo en un condominio y a diario veo como las personas batallan con su perro para que no trepe paredes ni le brinque a las demás personas. Son 30 segundos de lucha que para la persona pueden parecer una eternidad. Entonces, lo que vas a hacer es enseñarle a tu perro a sentarse a tu lado cuando le pidas. Practícalo en tu casa hasta que lo haga perfecto.

Cuando entres al elevador, acomódalo entre la pared y tú y mantenlo sentado. Lleva sus golosinas para que lo recompenses. Si es necesario, aguántalo en la posición con las manos. Hazlo hasta que vayas perfeccionando el ejercicio.

En restaurantes

Para los restaurantes vas a utilizar los comandos "down" y "stay". En Puerto Rico lamentablemente no permiten perros dentro de los restaurantes por reglas del Departamento de Salud. La buena noticia es que hay muchos restaurantes que tienen mesas con sillas afuera del restaurante y en la mayoría permiten perros.

Hasta les llevan agua para que se sientan a gusto. Si el perro es pequeño, muchos optan por dejarlo en su cargador. Si el perro anda con su collar y correa puestos lo vas a mandar a acostar y le dices "stay" o "quieto". Si no está acostumbrado va a intentar pararse. Para que puedas comer tranquilo, pisa la correa con tu pie y mantenlo acostado.

Llévalo contigo frecuentemente a comer para que se acostumbre a la dinámica. No es recomendable darle comida de tu mesa, así evitas que se acostumbre a pedir. Eventualmente el perro va a disfrutar del simple hecho de estar a tu lado.

En el veterinario y otros lugares

Vas a utilizar los comandos "down", "sit", "stay" y "place". Muchas personas salen agobiadas luego de llevar a su perro al veterinario o a la casa de otras personas. El hecho de tener que batallar con la mascota para que no les brinque a todos los perros y personas es casi como hacer una rutina completa de ejercicios. Lo que vas a hacer es que en tu casa le vas a enseñar "place".

Esto lo que significa es que le das un comando para que se mantenga en una cama o toalla. Es como pedirle que se meta en su jaula pero sin la estructura. Al principio le das una golosina por simplemente poner las cuatro patas en su cama o toalla a la vez que le dices "place". Cuando lo haga a la perfección le das el comando a distancia y esperas unos segundos para darle su "treat". Vas a ir alargando el tiempo de espera. Cuando vayas al veterinario, lleva su toalla o cama y dale el comando de "place".

Te va a dar un poco de trabajo al principio pero ya verás que va a llegar un punto en que se va a quedar tranquilo en su cama.