• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Consejos para elegir correctamente un smartphone

Consejos para elegir correctamente un smartphone / El Comercio/Perú/GDA

Consejos para elegir correctamente un smartphone / El Comercio/Perú/GDA

Escoger un telefóno celular adecuado para determinadas necesidad brinda beneficios. Te explicamos cómo identificar el correcto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Me levanta con un dulce y melodioso buenos días acompañado del trinar de golondrinas y me recuerda presuroso mis citas. Ya en la puerta me avisa cuánto me demorará ir hasta mi oficina si voy por la Vía expresa, me obedece sin chistar, me informa solo de lo que me interesa y guarda copia de todas mis conversaciones, por si me olvido de algo.

Además cuenta mis pasos, las calorías que ingiero, cuánta grasa quemo e incluso me avisa a la hora de ir a dormir. Sirve de monedero, enciclopedia, enfermera, nana, TV, radio, rompecabezas y sí, hasta de piedra mágica, como la película.

Tan contenta estaba con su eficiencia que decidí darle uno parecido a mi abuelita y a mi sobrina. Entonces descubrí que no eran compatibles, que al igual que con los novios, cada una tiene su propia media naranja.

Casi podríamos decir que hay un tipo de smartphone idóneo para cada edad y, como en el amor, saber elegir es el secreto para una relación perfecta.

1. PARA ESOS OJITOS CANSADOS CON MANITAS TEMBLOROSAS

Ni mi papá, ni mis tíos mayores de 60, ni mi abuela entienden o toleran al "adefesio de teléfono". Eso sí, quieren poder hablar por Skype con el hijo que está en el extranjero y comentar las fotos del Facebook al instante.

Pertenecen a otra generación, pero necesitan enlazarse con el presente. ¿Cuál es la solución? Tras muchas visitas al mostrador de celulares descubrimos que existe un tipo de teléfono para ellos.

Para empezar está el tamaño de la pantalla. Un smartphone 'decente' tiene pantallas desde 3,2 hasta 5,5 pulgadas, pero para los mayorcitos, cuanto más grande, mejor.

Luego existe un detalle crucial: preguntar en la tienda si se puede graduar el tamaño de las letras y los íconos (algunos no lo hacen) y pedir que lo configuren en el tamaño más grande para ver si lo distinguen con facilidad.

Cada vez hay menos smartphones con teclado físico Qwerty, ya sea deslizable o no, pero hasta Blackberry se ha dado cuenta de que no puede prescindir de él porque para las manos del ayer la pantalla táctil es una tortura.

La tendencia es utilizar pantallas táctiles, pero tiene todo el derecho a pedir un equipo inteligente que no la posee. Si no consiguen un equipo con teclado que le guste, entonces pida en la tienda que los ayuden a instalar el teclado virtual más grande posible

En tercer lugar es imprescindible darle a los abuelitos el equipo llave en mano, es decir, listo para usar. Hay que tomarse el trabajo de escoger –máximo– diez aplicaciones que necesiten y ponérselas todas accesibles en una mirada al escritorio.

De gran ayuda será dejar programados los botones laterales exclusivamente para tomar fotos, desactivar la elevación del volumen, porque siempre estará al máximo, y configurarlo para poder llamar a alguien, incluso por Skype si está el extranjero, con solo decir su nombre.

Mientras más simple sea el acceso a las funciones, más garantías de que el teléfono les será realmente útil y no terminará arrumado al fondo de una cartera.

2. PARA ESOS LINCES INSACIABLES

En el otro extremo del devenir temporal las necesidades son radicalmente opuestas. Una vez que el retoño de la casa ya tiene edad, madurez y permiso para tener su propio teléfono, hay que buscar el más conveniente, el cual no necesariamente es el que tienen todos sus amigos.

Lo primero es la potencia del procesador (doble núcleo, mínimo) y la calidad de reproducción de video, es decir que tenga una buena calidad gráfica (HD, mínimo).

¿Por qué? Los chicos quieren ver videos musicales, hacer videoconferencias, subir curiosidades a YouTube y jugar casi tan rápido como lo logran hacer con su PSP o Nintendo.

Además ellos son "multitasking" por nacimiento y no podrán hacer varias tareas a la vez en un equipo de poca potencia.

3. NI CHICHA NI LIMONADA

A mitad de camino, entre los de este siglo y los que vivieron la segunda guerra mundial, hay una gran gama de gente que tampoco nació con esta tecnología a la mano, pero necesita aprender a vivir con ella. No son, ni les interesa ser "tequis", pero les urge estar interconectados.

¿Qué comprar? Aquí la gama media de smartphones o equipos de entrada sienta de maravilla, porque les bastará un rendimiento promedio que les permita acceder a aplicaciones (Apps) básicas de comunicación.

No hay necesidad de gastar en el último modelo salido al mercado. Eso sí, no se dejen engañar: que tenga pantalla táctil no significa que sea 'smart', sino solo que está a la moda.